Inicio La Pampa Vecinos colaboran con los controles

Vecinos colaboran con los controles

CATRILO: SOLIDARIDAD EN MEDIO DE LA CUARENTENA

En los últimos días, vecinos y empresas de la localidad han colaborado con donaciones o prestando algún elemento para los puestos de control que se llevan a cabo en Catriló en el marco de la cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno nacional en la lucha contra la pandemia del coronavirus. Los destacados gestos solidarios fueron agradecidos por el intendente Ricardo Delfino.
Uno de los solidarios es el joven Roberto Eleicegui, que colaboró con el personal policial de puesto caminero ubicado en la ruta nacional 5 con la entrega de una cámara termométrica para medir la temperatura a aquellos pampeanos que regresan a la provincia o camioneros que ingresan con productos alimenticios.
Otro vecino que tuvo un gesto destacado es Germán Báez y la firma La Forestal, que brindaron un baño químico para el personal policial y aquellos ciudadanos que deban permanecer por las razones de la cuarentena en la caminera.
Por su parte, dos mujeres del pueblo -Mercedes Fernández y Ana Ferradás-, cada una en su casa, confeccionan barbijos para el personal policial, de Bomberos Voluntarios, municipales y otros que están en los controles.
Mientras que el empresario Luis María Bompadre prestó una casilla, la cual fue instalada en el acceso Piombi, por ruta nacional 5, desde hace unos días el único habilitado para el tránsito vehicular hacia la zona urbana.

Controles de precios.
En otro orden, Delfino confirmó que desde ayer «se iniciaron los controles de precios a los comercios locales, de acuerdo al requerimiento del Ministerio de la Producción, y se hicieron unos treinta controles a los comercios más grandes. No se verificaron hoy sobreprecios. Los locales están respetando lo que dice la ley».
Los inspectores locales controlaron unos 30 comercios de los aproximadamente cien que hay en Catriló sin encontrarse irregularidades.
Los controles a los precios se hacen en el marco del decreto nacional que retrotrajo los precios de los productos al 6 de marzo y a través del Programa Precios Claros puso valores máximos.