Inicio La Pampa Vecinos inician toma en Villa Germinal

Vecinos inician toma en Villa Germinal

REALIZARAN TRAMITES ANTE LA MUNICIPALIDAD PARA OBTENER POSESION

Vecinos y vecinas empezaron a trabajar en la delimitación de un terreno municipal ubicado en la esquina de Farinatti e Italia. La intención de las familias es comenzar los trámites ante la Municipalidad de Santa Rosa para lograr la posesión del lugar.
Se trata de diez familias que comenzaron a dividir el terreno que se encuentra ubicado en el barrio Villa Germinal. El referente del Desayunador, que funciona a pocos metros del lugar, Miky Fiol, explicó que «es la necesidad la que empuja a que las familias busquen un lugar donde meterse» porque actualmente «están pagando alquileres carísimos, algunos están ocupando una casa, otros están viviendo con sus padres de manera hacinada, con tres familias bajo un mismo techo».
Ante las tomas de terrenos del «Nuevo Salitral» y del barrio Santa María de La Pampa, «estas diez familias deciden organizarse y encarar los pasos para poder hacerse sus casas», indicó.
«Son familias que conocemos, jóvenes que no pasan los 30 años, es gente de laburo y son de ahí, del barrio», manifestó Fiol y precisó que se dividieron en 10 lotes. En relación al terreno, detalló que «es chiquito, de 30 por 60 metros aproximadamente» y que «es un antiguo pedazo de un terreno municipal, que era más grande. De hecho, el Desayunador antes de lograr la posesión de los terrenos, era municipal».
A su vez, señaló que «no es de esta gestión que estaba sucio» y que «las veces que se limpió, lo limpiamos nosotros con el Desayunador. Es más, habíamos pensado en hacer una plaza, un espacio verde, pero esta es una necesidad que nos pasa por arriba».

«No les queda otra».
El referente territorial comentó que se trata de «familias organizadas, que participan de las actividades del desayunador, que deciden llevar adelante esto» porque «cuando ves los costos de un terreno, y sí… la gente no tiene donde meterse. Hay mamás con tres hijos, solas, están pagando 6.500 pesos de alquiler por una habitación chiquita… no les queda otra manera».
Con respecto a la jornada de ayer, Fiol detalló que «la idea fue cercar todo el perímetro» porque «ya había un rumor de que a los terrenos los iban a tomar, pero no era gente del barrio».
Ante esto, «las familias del barrio dijeron ‘las agarramos nosotros’, porque no tienen donde vivir». En ese sentido, aseguró que pretenden «llegar a algún arreglo y pagarlo. Los que están pagando un alquiler no tienen problema de pagar una cuota». Además, «se trata de gente que trabaja, que está de changa».

Gestiones.
Fiol destacó que el objetivo es avanzar de manera paulatina y «hacer todos los trámites en la Municipalidad para que estas familias logren la posesión. Nosotros nos compretemos el lunes a empezar en la Municipalidad la vía legal y presentar notas para que las tierras queden en manos de las familias».
El dirigente enfatizó que existe «una necesidad» en las familias a la que «necesitamos darle respuestas». En ese sentido, manifestó que «a nadie le gusta pasar por esta situación, pero hay desesperación. En el corto plazo no va a solucionarse, entonces la gente está tomando las decisiones en sus manos, porque si hay que esperar al Concejo Deliberante y demás…Tienen que entender, dar soluciones y dejarse de hinchar con el tema de judicializar».
Finalmente, consideró que «la gente de abajo, los más pobres, no tienen posibilidades si no le toca la casa de barrio. Están condenados a vivir con sus padres, hacinarse, pagando costos altísimos de alquiler».
«Algunas de las mamás o pagan el alquiler o comen. Por eso, esto es algo esperanzador para ellas, esperemos que se pueda lograr en el corto tiempo. Sabemos que no va a ser fácil, pero los muchachos y las chicas están decididas a ir para adelante», concluyó.

Se profundiza la crisis en el FPB.
Luego de que un sector del Frente Peronista Barrial (FPB) hiciera pública sus diferencias y decidiera irse del espacio tras la toma de terrenos en el barrio Santa María de La Pampa, los integrantes de la Mesa de Conducción del Interior también se retiraron del espacio y profundizaron la crisis en la fuerza.
«Hemos tomado la decisión de no continuar siendo parte del Frente Peronista Barrial. Queremos manifestar que acompañamos la decisión tomada por los compañeros de la Secretaría General y Mesa de Conducción de Santa Rosa y Toay», afirmaron a través de un comunicado que lleva la firma de Ricardo Gigena (General Acha), Exequiel Palavecino (Ingeniero Luiggi) y Cristian Coronel (Realicó y Eduardo Castex).
Los dirigentes explicaron que tomaron esta decisión «considerando que se ha incumplido con los principios fundacionales de la construcción política del espacio. Al mismo tiempo, indicaron que «una vez más se han tomado decisiones arbitrarias e inconsultas por parte del ahora diputado electo, Leonardo «Tapera» Avendaño. Algo que, por otra parte, quedó claramente expuesto en los últimos acontecimientos vinculados a la toma de terrenos por parte del Movimiento Evita».

«Priorizó intereses personales».
Desde el interior provincial consideraron que «quien fuera nuestro dirigente expuso al grupo de compañeros» y «priorizó sus intereses personales o particulares por sobre los del conjunto de los militantes y respaldando las decisiones de otra organización, en nombre del Frente Peronista Barrial».
«Creemos que los principios de autonomía y toma de decisiones orgánicas son irrenunciables. Al mismo tiempo, ante la gravedad de los hecho ocurridos en Santa Rosa sostenemos toda nuestra solidaridad ante quienes realmente padecen las consecuencias de las políticas neoliberales, del gobierno nacional», agregaron.
En ese sentido, sostuvieron que «el neoliberalismo no se combate desde la ilegalidad y mucho menos respaldando el oportunismo, en nombre de la necesidad de los demás. Hoy pueden ser terrenos; mañana, cualquier organismo público». Por estos motivos, aclararon que «toda situación de vulnerabilidad social, de falta de vivienda o tantas otras problemáticas (que se pueden presentan en cualquier localidad pampeana), se resuelven con políticas organizadas. Ésta es nuestra convicción».

Solidaridad.
Los dirigentes peronistas remarcaron que «la beneficencia o el asistencialismo son prácticas arcaicas que no solucionan los problemas de fondo» y que prefieren «la solidaridad como una palabra que nos identifica y la organización política para luchar ‘realmente’ contra la injusticia social».
En ese marco, ante la «ruptura» de estos principios por parte de Leonardo «Tapera» Avendaño, las decisiones tomadas «sin respetar lo acordado en el último plenario» y «pasando por sobre el voto unánime de los compañeros en la Orgánica Provincial», los integrantes de la Mesa de Conducción del Interior tomaron la decisión de «no seguir siendo parte del Frente Peronista Barrial».
Finalmente, afirmaron que continuarán «organizados y trabajando para la fórmula presidencial Fernández-Fernández y por los candidatos provinciales del Frente de todos. Nuestra organización es y seguirá siendo un espacio de militantes en la que se respeta la palabra de todos y la decisión de la mayoría».

«Poli» Altolaguirre, contra La Cámpora.
«Ya se siente La Cámpora en nuestra ciudad», disparó el presidente del Comité Capital de la Unión Cívica Radical (UCR), Hipólito Altolaguirre, e intentó asociar las distintas tomas de terrenos a la fuerza política que representa el intendente electo Luciano di Nápoli.
«Poli» Altolaguirre hizo pública su posición y afirmó que «vemos como el kirchnerismo en nuestra ciudad utiliza las necesidades de los más pobres, en función de su juego político».
«Vemos como el PJ de la Pampa empieza a perder sus banderas históricas de campaña, ‘en La Pampa no hay villas, ni asentamientos’ producto de las prácticas kirchneristas», manifestó en las redes sociales y detalló que «vemos tomar terrenos, lo que es ilegal. Vemos romper bienes públicos, lo que es ilegal».
A su vez, apuntó contra Leonardo «Tapera» Avendaño y expresó que «vemos que un diputado electo defiende la toma de terrenos, o lo que es peor, que su agrupación la encabeza».
«Vemos en nuestra ciudad una obra interminable con lo cual seguramente con lo gastado se hubieran solucionado los problemas habitacionales de todos esos vecinos. Por último, le pregunto al intendente electo Luciano Di Nápoli, las tomas ¿están bien o mal? Vivimos en un estado de derecho y es nuestra responsabilidad defender las instituciones», concluyó.