Vecinos plantean dramática situación

EXPOSICIÓN EN EL CONCEJO DELIBERANTE SOBRE EL ESTADO DEL BARRIO RIO ATUEL

La rotura de caños maestros están socavando las casas y departamentos del Barrio Río Atuel, y la situación de los vecinos es de enorme preocupación. En algunos casos están los que directamente no pueden habitar sus domicilios “por el derrame de líquidos cloacales y derrumbes internos; y hay viviendas que han perdido sus pisos.
La dramática situación fue expuesta ayer en la banca del vecino del Concejo Deliberante por Marta Bruno, y también por Iván Alarcón, quienes en nombre de los pobladores del complejo habitacional concurrieron a solicitar que los ediles gestionen imprescindibles obras de agua potable y cloacas, a la vez que se quejaron de la inacción del consorcio,

Derrames y derrumbes.
En su testimonio Marta Bruno indicó que “hace un año aproximadamente” no puede habitar su domicilio por el derrame de líquidos cloacales y derrumbes internos. Afirmó que la gravedad del tema no le atañe solo a ella, sino que hay otros vecinos con problemas parecidos. Agregó que “con el consorcio ya no podemos contar porque tienen un conflicto con Dagsa, y no entran al barrio con los camiones grandes para desagotar. Dicen que el consorcio no se los permite”, afirmó la vecina.
“Se nos están rajando las paredes, a la vecina se le cayó el piso de toda la casa, y muchas veces se rompen caños que van socavando todo debajo de las plantas bajas de los edificios”, puntualizó.
Expresó que “el consorcio no hace el mantenimiento de la red cloacal, y cuando llamamos a Dagsa para que nos dé una mano tampoco pueden hacer nada”. Explicó que algunas roturas “a veces se atan con un alambre y continúa perdiendo debajo de nuestros edificios y viviendas por largo tiempo”.

Obras, se necesitan.
“Lo que pedimos es que se gestionen obras de agua potable y cloacas. Por la inacción del consorcio es que venimos nosotros”, concluyó Bruno.
Por su parte Iván Alarcón, fue muy gráfico para explicar: “Se nos están rajando las paredes, a la vecina se le cayó el piso de toda la casa”,dijo explicando más o menos lo que había señalado su antecesora.
El hombre señaló que el estado en general del barrio es malo, y que “cuando los chicos salen a jugar no sabemos si se van a caer a una cámara séptica y se van a ahogar en residuos cloacales, en la mierda para decirlo más en criollo”, alertó.
También hizo referencia a que “la biblioteca popular del barrio se está hundiendo y es un espacio público donde más de 30 pibes y pibas todos los días van a merendar y a realizar actividades culturales, reciben apoyo escolar y contención”.
Después de su exposición los vecinos esperan que -como en su momento se ocuparon de lo que sucedía en el barrio Butaló- los concejales también tomen decidida participación en las viviendas del Atuel.