Inicio La Pampa Vendieron más de 8 mil kilos de carne

Vendieron más de 8 mil kilos de carne

Apoyado en la reducción de restricciones ayer reabrió el Mercado Municipal de Santa Rosa, emplazado en terrenos de la ex planta láctea de la CPE, sobre la avenida Eva Perón. Una multitud formó fila durante varias horas para conseguir productos, principalmente carne vacuna, principal atractivo de la jornada con una megaoferta promocionada desde el municipio: asado de tira a 350 pesos.
De acuerdo a lo que pudo saber este LA ARENA, en más de cinco horas se vendieron 8.100 kilos de carne, entre vaca, cerdo y pollo.
Es que la oferta superó a cualquier otra debido a que se trata de uno de los cortes más populares cuyo precio no baja de los 700 pesos por kilo en el mercado, prácticamente el doble del valor al que fue ofrecido ayer en el Mercado. «Vine temprano porque no me lo quería perder, hace mucho que no comemos un asadito así que a las 8 ya me instalé en la puerta», dijo a LA ARENA uno de los primeros clientes en ingresar al Mercado.
Ni bien abrieron las puertas, a las 10 de la mañana, la enorme fila del exterior comenzó a descomprimirse levemente, pero quienes ingresaban iban, en su mayoría, hasta el stand de la carnicería, por lo que otra fila de personas se formó de inmediato en el interior del predio a cielo abierto.

Casi 2 mil personas.

Tras su lanzamiento, el Mercado Municipal estuvo cerrado durante los últimos sábados del mes debido a las medidas restrictivas que dispuso la Municipalidad de Santa Rosa ante el aumento de los casos. Pero desde que a principios de semana se anunció la reapertura, la expectativa fue grande entre las autoridades de la Secretaría de Desarrollo Social, a cargo del lugar.
Esas previsiones fueron ampliamente superadas desde temprano, ya que una multitud se acercó hasta el predio ubicado sobre la ruta 35. Como mencionó uno de los clientes, desde las 8 de la mañana comenzaron a llegar personas al lugar y a formar una fila que con el paso de las horas fue en crecimiento.
Para las 10 menos cuarto de la mañana, esa fila iniciaba en la entrada del Mercado, seguía en dirección a la ciudad hasta unos pocos metros antes de la entrada de la Quinta del gobernador; desde allí pegaba una larga vuelta hasta retomar por el camino colectora de la ruta. Esa columna de personas continuó a lo largo de 250 metros aproximadamente, hasta la entrada de la calle Gresik.
En total, desde las 10 de la mañana hasta pasadas las 15 (el horario se extendió debido a la gran cantidad de personas), ingresaron al predio 1.700 personas de acuerdo a los cálculos de la Municipalidad.
Eso también se reflejó en la cantidad de autos en el lugar. La parte delantera del predio fue utilizada como estacionamiento para clientes, por lo que también hubo en el lugar operarios de la Dirección de Tránsito que se encargaron de ordenar la circulación en el lugar. Ese estacionamiento se llenó minutos antes de las 10 de la mañana, por lo que hubo quienes debieron dejar su vehículo a varias cuadras.

Cumplimiento de protocolos.

Pese a la cantidad de personas que se acercaron al lugar, es necesario destacar la voluntad de cumplir con las medidas sanitarias para evitar casos de coronavirus. En el ingreso hubo un puesto para sentar los datos de trazabilidad y alcohol para sanitizarse. A su vez, la distancia social y el uso del barbijo prevalecieron en las filas y en el interior del Mercado.
Otro de los puntos importantes es que las carpas estaban completamente abiertas, por lo que la circulación de aire estaba garantizada en los distintos puestos. Además, el Mercado se montó sobre un predio de importantes dimensiones lo que evitó la circulación de personas en lugares de escaso espacio.
En la puerta de ingreso, el Ministerio de Salud colocó un stand para la realización de hisopados para detectar el coronavirus. Allí, varias enfermeras trabajaron desde las 10 a las 15 horas y atendieron a una decena de personas que se acercaron de manera voluntaria a practicarse el test. De esa manera, la reapertura culminó a las 15 con un éxito total: gran cantidad de personas, buenos precios y un inmejorable clima.

Buena idea con puntos para mejorar.

La reapertura del Mercado Municipal trajo alegría a los santarroseños, que lo manifiestan cada sábado con su asistencia. Es una buena idea, que además de contribuir con la economía hogareña, representa una interesante oportunidad de comercialización para emprendedores locales.
Si bien hasta ahora las ediciones mostraron buena organización, excelentes productos y se desarrollaron en un clima de paz y tranquilidad, también desnudaron algunos inconvenientes, que se incrementaron notablemente ayer.
Hubo intensa afluencia y la fila formada por quienes arribaron temprano se mantuvo hasta pasado el mediodía. Después de aguardar una hora para ingresar, los interesados en comprar carne vacuna debían soportar otra cola de unas dos horas para llegar al mostrador.
Hubo quienes se retiraron sin ingresar al mercado y otros que ingresaron pero desistieron de comprar al ver que debían hacer cola nuevamente.
El asado de tira a 350 pesos se terminó rápidamente. Quedaron la carne picada y los cortes sin hueso (envasados y enteros) a 500 pesos el kilo, y milanesas a 650 pesos, entre otras ofertas. Había tres carniceros y una joven atendía la caja.
También hubo largas esperas para adquirir frutas y verduras. Había dos puestos pero uno agotó muy rápido su stock y una larga fila se formó en el restante, donde la demora resultaba similar que para comprar carne.
Los consumidores se veían felices al retirarse, algunos salían preguntándose si valdrá la pena volver y otros esperando que las autoridades tomen nota y adopten medidas para evitar una reiteración de inconvenientes que, más temprano que tarde, podría hacer fracasar esta buena idea.