Inicio La Pampa Verna: no se debe pagar Portezuelo sin hacer estudio

Verna: no se debe pagar Portezuelo sin hacer estudio

EL EX GOBERNADOR ROMPIO EL SILENCIO. ZILIOTTO ORDENO AMPLIAR DEMANDA

El ex gobernador pampeano Carlos Verna rompió el silencio mediático después un mes y medio para salir al cruce del pago que hizo Nación a Mendoza de la segunda cuota para la obra de Portezuelo del Viento, la represa que representa una seria amenaza para el río Colorado. Con dos tuits que escribió a última hora de la tarde de ayer, el ex mandatario también saludó el apoyo rionegrino a la posición pampeana y felicitó a los diputados nacionales por oponerse al manejo de Mendoza.
Luego de dejar el poder en manos de Sergio Ziliotto, el ex gobernador pampeano volvió al centro de la escena política y mediática provincial -quizá con proyección nacional- a través de dos «tuits» relacionados con Portezuelo del Viento, un tema que fue central en su gestión provincial. En ellos mostró lo que es previsible: su mayúsculo descontento por la transferencia del gobierno de Alberto Fernández a la provincia de Mendoza de unos 13 millones de dólares para avanzar con la construcción de la represa Portezuelo del Viento, la cuestionada obra hidroeléctrica sobre el río Grande.

Planteo pampeano.
«El gobierno nacional no debería girar los fondos hasta tanto se haga un estudio de impacto ambiental, que sea aprobado por las provincias condóminas», planteó en el primero de ellos. «Esa fue siempre la posición de La Pampa», acotó, saludando a continuación a la provincia de Río Negro por sumarse a la posición pampeana. Esto último en relación a la reunión que ayer por la mañana el actual gobernador Sergio Ziliotto mantuvo con su par rionegrina Arabela Carreras en la que ambos decidieron solicitar a Nación una urgente reunión plenaria del Coirco para analizar la crisis de la cuenca del río Colorado e insistieron con la necesidad imperativa de contar con un estudio de impacto ambiental que analice el tema con seriedad y sea abarcativo de toda la cuenca.
En el segundo mensaje, Verna felicitó a los tres diputados nacionales por el peronismo pampeano, Melina Delú, Ariel Rauschenberger y Hernán Pérez Araujo, que en la sesión de ayer colgaron en sus bancas el cartel con la leyenda «No a Portezuelo en Manos de Mendoza». En este caso, el ex gobernador acompañó el posteo con una imagen de los legisladores en sus bancas y los carteles.

La Pampa amplía demanda
Luego de que Nación enviara la segunda remesa a Mendoza para avanzar con la construcción de la represa Portezuelo del Viento, el gobernador de la provincia Sergio Ziliotto ordenó ampliar el reclamo ante la Corte Suprema de Justicia de La Nación iniciado el año pasado. «Nunca abandonaremos la lucha por nuestros ríos», expresó el gobernador.
En aquel reclamo, la Provincia de La Pampa planteó una acción de amparo contra la Nación y la provincia de Mendoza con el fin que la Corte Suprema ordenara no iniciar la obra Portezuelo del Viento hasta tanto se realice una Evaluación de Impacto Ambiental sobre toda la cuenca del Río Colorado, que respete el derecho de información pública y participación ciudadana y sea aprobado o desaprobado por el Coirco. Y, de igual forma ordene se cumpla con lo normado por la Ley 23.879 de Obras Hidráulicas.
Según informó ayer a última hora la Agencia Provincial de Noticias, la ampliación del reclamo pampeano hacia la CSJN, ahora, se sustenta en dos ejes nuevos e incontrastables: en primer lugar la drástica bajante del caudal del Río Colorado, grave y sin precedentes históricos, que tendrá fuertes consecuencias en toda la cuenca hídrica y, en especial, en el territorio provincial, ya que afecta y seguirá afectando las hectáreas bajo riego, y de continuar, existen grandes posibilidades que afecte la provisión de agua para consumo que se realiza vía Acueducto del Río Colorado.
El segundo motivo es la decisión conjunta, de acuerdo a lo acontecido en el día de la fecha en Villa Casa de Piedra, donde coincidieron el gobernador de la Provincia de La Pampa, Sergio Ziliotto, y la gobernadora de la Provincia de Río Negro, Arabela Carreras, para cerrar filas, y acordar una estrategia unificada ante la crisis hídrica descripta.
Una de las decisiones tomadas fue solicitar al Ministerio del Interior que convoque al Consejo de Gobierno del Coirco para analizar el impacto de la baja del caudal que afecta al citado río y proponiendo se realice una Evaluación de Impacto Ambiental sobre toda la cuenca del Río Colorado, eje de la presentación pampeana de 2019 que decidió ampliarse.
Ambos mandatarios pudieron observar in situ que la cuenca hídrica del Rio Colorado se encuentra atravesando una situación de emergencia generando una preocupación compartida para ambas provincias como así también para la de Buenos Aires, integrante de la cuenca.
Cabe recordar que de los antecedentes históricos surge que entre el año 2010 al año 2019 se registró una merma en el caudal del río del orden del 30%, que se agrava en 2020, ya que el curso fluvial tendrá casi la mitad de su caudal histórico de la cuenca. Se advirtió además que este año se agotarán las reservas del embalse Casa de Piedra.

Preocupación de La Pampa y Río Negro por la bajante del Río Colorado
Los gobernadores de La Pampa, Sergio Ziliotto, y de Río Negro, Arabela Carreras, encabezaron una reunión en el que acordaron el inicio de acciones conjuntas con las demás provincias integrantes de la cuenca para optimizar el manejo del río Colorado. Preocupados por la bajante en el caudal del río, y consecuentemente en el nivel del embalse, los gobernadores acordaron pedir al Ministerio del Interior que convoque al Consejo de Gobierno del comité de cuenca de Coirco.
El encuentro se desarrolló en la Villa Casa de Piedra. Allí encabezaron una reunión con equipos técnicos, funcionarios provinciales, legisladores e intendentes, en el que se realizó un profundo análisis de la actual situación del río Colorado, marcada por una notable baja en su caudal de los últimos años que provocó una significativa baja en el nivel de cota del embalse, llegando al registro más bajo en los últimos años.
El gobernador Ziliotto expresó la preocupación de La Pampa por la situación y valoró la posibilidad de iniciar un proceso de diálogo que preserve el recurso hídrico, postura coincidente con la mandataria rionegrina Arabela Carreras.
Luego del debate, se acordó solicitar una reunión al Ministerio del Interior de la Nación para que convoque a las otras tres provincias de la cuenca -Mendoza, Neuquén y Buenos Aires- en reunión del Consejo de Gobernadores del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) para avanzar en cuestiones relacionadas con el manejo del agua a lo largo de la cuenca, con pautas de trabajo consensuadas para asegurar la preservación del recurso y la posibilidad de seguir cumpliendo con el objetivo de asegurar el agua para el consumo humano y las actividades productivas.
En tal sentido, se ratificaron las prioridades para el uso del agua: en primer lugar, el consumo de las poblaciones ribereñas, en segundo término el riego para la producción agrícola y frutícola, y luego la generación de energía, entre otros. Ambos mandatarios destacaron la tarea realizada por el Coirco y el Ente Ejecutivo Presa Embalse Casa de Piedra.
El encuentro en Casa de Piedra muestra que el reclamo pampeano no solo ha sumado a organizaciones sociales y ambientales rionegrinas, sino también a sus autoridades políticas. Hasta ahora, en el ámbito del Coirco los representantes rionegrinos siempre siguieron los mandatos bajados desde Casa Rosada y en sintonía con Mendoza, y solo en el último tiempo hubo algún tibio rechazo a las imposiciones de Cambiemos.

Río y vida.
Arabela Carreras puso énfasis en el compromiso de ambas provincias para defender el río y la vida que genera, con especial cuidado en la situación generada a partir del bajo caudal que presenta. Hizo hincapié en la necesidad de actuar en consenso entre todas las provincias para su preservación, respetando los derechos hídricos del conjunto. Consideró necesario en el corto plazo generar acciones y un plan de emergencia y manejo ante esta realidad.
Por su parte, el gobernador Sergio Zillioto sostuvo: «estamos preocupados y ocupados por la actualidad del recurso, y compartimos con Río Negro la necesidad de realizar los correspondientes estudios de impacto ambiental en toda la cuenca para defender el derecho de los habitantes de acceder al agua» y ratificó que el gobierno de La Pampa tiene «la voluntad de seguir dialogando con los demás gobernadores para alcanzar un entendimiento que represente los intereses de todas las provincias y sus habitantes».
Por la provincia de La Pampa, fueron parte del encuentro el ministro de Obras Públicas, Juan Ramón Garay; el secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri; el secretario General de la Gobernación, José Vanini, y el titular de la Secretaría de Energía y Minería, Matías Toso.
Por su parte, la delegación rionegrina estuvo integrada, entre otros, por el superintendente del Departamento Provincial de Agua, Fernando Curetti; los legisladores Carlos Jhonston, Fabio Sosa y Daniel Sanguinetti, y los intendentes de Río Colorado, Gustavo San Román; y de Catriel, Viviana Germanier.

Piden «desarmar trampa macrista»
La agrupación política Kausa Popular manifestó «mucha preocupación» el anuncio que realizó el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, respecto al envío de una remesa de casi 14 millones de dólares como parte del monto total para la construcción de la obra hídrica de Portezuelo del Viento, muy resistida por La Pampa.
Según Kausa Popular, ese envío de dinero por parte del Gobierno nacional de Alberto Fernández se debe «a un plan premeditado» por el ex mandatario Mauricio Macri. Frente a ello piden «desarmar la trampa macrista».
«Las condiciones en que se ha planteado la obra de Portezuelo, que ha dado lugar a presentaciones administrativas y judiciales de la provincia de La Pampa y de organizaciones de defensa de los recursos hídricos, y la posición sostenida recientemente en el seno de Coirco por las restantes provincias ribereñas, hacen que su realización sea imposible en estas circunstancias, y que deba ser motivo de seria revisión su programación y/o proyecto, tanto por deficiencias propias como por la situación objetiva del río Colorado, seriamente afectado por la disminución de sus caudales por cuestiones climáticas», resaltó KP en un comunicado.
«Por lo expuesto, sabemos que la remesa de fondos a que se alude, no significa en modo alguno la voluntad del nuevo Gobierno nacional, sino que corresponde a una ingeniería legal absolutamente tramposa, diseñada con absoluta premeditación por el gobierno macrista, a fin de beneficiar las arcas mendocinas», agregaron.
Frente a esa situación, desde Kausa Popular destacan: «Como propuesta de trabajo, queda la necesidad imperiosa de rescindir la obligación contraída por Nación que alcanza la transferencia de más de U$S 1.000 millones en un plazo determinado. Por lo tanto reiteramos que desarmar la trampa macrista resulta imprescindible para preservar los derechos de los pampeanos y de provincias lindantes, sobre el río Colorado».