Verna pidió autorización por tratamiento

El gobernador Carlos Verna envió en las últimas horas una nota a la Cámara de Diputados de la provincia en la cual requiere, en caso de necesitarlo por su tratamiento de salud, autorización para ausentarse del territorio pampeano por los plazos que pudieran determinar los médicos intervinientes.
Verna, en su nota, solicitó también que los días en los que se ausente, sean sin goce de haberes, según publicó ayer el boletín de prensa del gobierno. El gobernador padece cáncer de próstata y por eso requerirá tratamiento médico.
En la nota se recuerda que teniendo en cuenta las atribuciones conferidas en el Artículo 68 inciso 7º de la Constitución Provincial y los alcances de la disposición contenida en el Artículo 79 de la misma norma, el Poder Ejecutivo “comunicará en cada oportunidad que sea necesario ausentarse de la provincia, solicitando que la autorización, atento las particulares circunstancias, sea otorgada en forma anticipada y genérica a fin de contemplar todo el período, y sin perjuicio de la comunicación previa en cada oportunidad que sea necesario ausentarse”.
Cuando por recomendación médica el mandatario deje el máximo cargo del Poder Ejecutivo, será el vicegobernador Mariano Fernández quien asuma en su lugar, que a su vez cederá la presidencia de la Legislatura a la diputada vernista Alicia Mayoral. Ello sucederá cada vez que Verna deba ausentarse de la provincia.

El anuncio.
El jueves 6 de septiembre, el gobernador Verna anunció que tiene cáncer de próstata con metástasis en los huesos y que se sometería a un tratamiento oncológico.
“Espero poder seguir siendo titular del Poder Ejecutivo en la medida que la enfermedad no interfiera”, dijo el mandatario en ese momento desde su despacho de Casa de Gobierno, en conferencia de prensa.
Allí, Verna destacó también que no se presentaría a competir por la reelección en 2019 para abocarse al tratamiento, una decisión que generó un gran revuelo dentro del PJ pampeano.
A pesar de ello, la importancia de la figura del gobernador y su elevado nivel de imagen positiva ante los pampeanos, hicieron que los intendentes le pidieran que sea “el gran elector”, definiendo la fórmula peronista que competirá por la gobernación.