Inicio La Pampa "Victoria social y colectiva"

«Victoria social y colectiva»

LA NIETA RECUPERADA ELENA GALLINARI ABINET LLEGA A LA PAMPA

En el marco de la Semana por la Memoria, Verdad y Justicia, la Unión Trabajadores de la Educación de La Pampa (Utelpa) realizará una serie de actividades entre hoy lunes y el jueves 25, en el que se destaca la visita de Elena Gallinari Abinet, hija de un pampeano y nacida durante el cautiverio de su madre. «Estar en La Pampa y transitar los lugares que habrá transitado mi papá, conocer donde se crió, respiró y jugó me pone muy contenta», dijo.
Elena es hija de Miguel Angel «Bocha» Gallinari, que nació el 23 de julio de 1952 en General Pico, y de María Leonor Abinet, que nació en San Martín, provincia de Buenos Aires, el 29 de septiembre de 1944. La pareja militaba en la organización Montoneros, sus compañeros de militancia, los llamaban «Mafalda» y «Pedro».
Miguel Angel fue detenido en julio de 1976 durante un operativo realizado por el ejército en un control vehicular cuando la pareja se dirigía a Morón. A la joven le permitieron seguir viaje, mientras que Miguel logró escapar. Nunca pudo regresar a su casa en Los Polvorines, ya que fue ametrallada y saqueada.
Desde entonces no tuvieron domicilio fijo. Tiempo después, Miguel Angel fue recapturado en la zona de Morón y permaneció detenido en Campo de Mayo. El 16 de septiembre de 1976 fue secuestrada María Leonor en la pensión donde vivía en la localidad de Caseros. Estaba embarazada de siete meses y su fecha probable de parto era para el mes de noviembre.

En 1986.
Elena fue localizada por Abuelas de Plaza de Mayo en 1986. Estaba inscripta como hija propia por un subcomisario de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Domingo Luis Madrid, y su esposa, María Mercedes Elichalt. La niña estaba inscripta con una falsa partida de nacimiento firmada por la médica Silvia Marta Kirilosky.
«Tenía 10 años cuando me enteré mi verdadera identidad. Sabía que no era hija biológica de mis apropiadores, me habían dicho que era adoptada. Pero en un momento me tuvieron que operar y por medio de ese procedimiento me hicieron un análisis de sangre pedido por la Justicia para cotejar con las familias que reclamaban», contó Gallinari Abinet a LA ARENA.
Abuelas de Plaza de Mayo presentó una denuncia en el Juzgado Penal N° 1 de la ciudad de La Plata para solicitar la realización de la pericia genética, y el resultado confirmó que la niña era Elena Gallinari Abinet. El 21 de abril de 1987 el juez en lo penal Antonio Borrás y la jueza Berisso, dispusieron su restitución. Este caso constituye la primera restitución de una niña nacida durante el cautiverio de su madre.
«Al principio del proceso estuve en estado de negación pensado que era un sueño porque vivía con un policía de la provincia de Buenos Aires y su mujer, por lo que el terrorismo de Estado era algo que no se hablaba. Un tiempo consideré que no era cierto que era hija de desaparecidos hasta que empecé a identificarme con mi familia y a conocerme, a hacerme parte de esa historia, a incorporar mi nombre, Elena», recordó la joven al tiempo que destacó que «fue un proceso que pude hacer gracias al amor incondicional de mi familia biológica que siempre respetó cada uno de mis pasos en la construcción de la propia identidad».

Identificación.
Los restos de María Leonor, su madre, fueron identificados en mayo de 2009 en el marco de la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas Desaparecidas llevada adelante por EAAF. Habían sido inhumados como NN en el Cementerio de San Martín entre el 31 de enero y el 3 de febrero de 1977.
«La identificación de los restos de mi vieja fue una victoria social y colectiva, de todos los compañeros y compañeras militantes de esa época. Lo sentí como cierto descanso personal en el sentido de lograr tenerla con nosotros y poder decidir nosotros, nosotras, la familia, donde iban a descansar sus restos, algo que salda heridas y muchas situaciones», manifestó.
En tanto, «Bocha», su padre, aún permanece desaparecido al igual que muchas otras personas. «La desaparición de mi viejo es un lugar que está abierto, que nunca se cierra. Esa entidad genera un hueco en la vida, en el alma y en la psiquis que es difícil de sobrellevar. Y es algo colectivo porque saber donde están nuestros queridos desaparecidos y desaparecidas es una cuenta pendiente», sostuvo.

Agenda.
La agenda de actividades dispuesta por Utelpa para conmemorar la semana por la Memoria, Verdad y Justicia, incluye un acto en la Plaza San Martín, hoy a las 11:30. Mientras que por la tarde, desde las 18, habrá un conversatorio con Elena Gallinari Abinet, que será transmitido por YouTube en el perfil de «Utelpa Comunicación».
A propósito de su llegada a La Pampa, la joven concluyó: «Estoy muy contenta y emocionada. Llegar por primera vez tiene una carga emocional fuerte, con muchas expectativas y el deseo de poder encontrarme con personas que lo hayan conocido a mi papá para seguir construyendo el tablero de mi historia personal».
Mañana habrá una visita a General Pico y el miércoles 24, desde las 18, se realizará un nuevo acto en la Plaza San Martín de Santa Rosa. Finalmente, el jueves 25 a las 10:30 se plantará un árbol en la Escuela 2 de Santa Rosa, en homenaje a Chicha Mariani.