Inicio La Pampa "Vienen haciendo cosas bastante feas"

«Vienen haciendo cosas bastante feas»

DIPUTADO MENDOCINO PIDIO NULIDAD DEL CONVENIO PARA LA RESERVA PRIVADA EN LA LAGUNA DEL ATUEL

Un diputado provincial de la oposición mendocina presentó en los últimos días un proyecto para que se declare nulo el convenio firmado entre el gobierno de Mendoza y la empresa Sominar para la creación de una reserva privada en El Sosneado, donde está la laguna del Atuel.
El autor del proyecto es Mario Vadillo, diputado opositor a la gestión del gobernador cuyano Rodolfo Suárez quién en declaraciones a LA ARENA confirmó la presentación del proyecto y anticipó que será tratado en Comisión en las próximas semanas ya que «el oficialismo no va a querer tratarlo».
En la iniciativa, el diputado pidió que «se declare la nulidad del convenio entre la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la Provincia de Mendoza y Las Empresas Sominar SA. y Luncay SA., para la administración de las Áreas Naturales Laguna del Diamante y Laguna del Atuel».
En ediciones anteriores, este diario dio cuenta de la firma del convenio entre el gobierno de esa provincia y una empresa privada. El objetivo del mismo es crear una reserva privada en una amplia zona de alta montaña en la que se encuentra la laguna del Diamante y del Atuel, donde nacen los ríos.
La novedad generó malestar en La Pampa ya que se trata de una medida absolutamente inconsulta por parte de Mendoza. Además porque se desconoce la forma y la dinámica que tendrá la explotación de la futura reserva privada pese a que, como mencionó este diario el 31 de enero, Sominar SA aseguró que «se encuentra analizando y desarrollando proyectos agrícola-ganaderos aprovechando el impresionante potencial y la riqueza natural» del lugar.

En contra.
Tras conocerse la información, el gobierno provincial anunció que recurrirá a la Corte Suprema de Justicia donde exigirá que el máximo tribunal se pronuncie en contra del acuerdo unilateral que se firmó en Mendoza sobre la cuenca del Río Atuel. A ese pedido, se sumó el de Vadillo, quien pidió que se declare nulo ante la legislatura mendocina.
«Nuestro espacio está muy comprometido con la defensa del agua y siempre estamos investigando las distintas normativas que el gobierno de Mendoza saca permitiendo a empresas la efluencia de vertientes industriales, por ejemplo», sostuvo el diputado al tiempo que apuntó: «Son todas cosas bastante feas que vienen haciendo desde el Ejecutivo a través de la Secretaría de Ambiente».
En esa línea, el integrante del Legislativo mendocino contó que «lo que estamos viendo es que se está resignando la autoridad de aplicación de la ley en áreas protegidas, como El Sosneado. Y al compartir esa facultad con un privado que no es ni una ONG ni un administrador de parques naturales, eso genera una incompatibilidad absoluta».
En la presentación, Vadillo también argumentó que el convenio firmado por el Estado mendocino y Sominar SA no tuvo la «participación de las jurisdicciones correspondientes integrantes del Comité de Cuencas Hídricas que integran la provincia de La Pampa y Municipalidades de General Alvear, San Rafael y San Carlos».

«Que se sepa».
Además, durante el diálogo que Vadillo tuvo con este diario manifestó que junto con el objetivo concreto que tiene su proyecto de ponerle un freno a la entrega a manos privadas del manejo de los recursos naturales de una superficie equivalente a 16 veces la Capital Federal, busca dar a conocer los manejos del gobierno mendocino en términos ambientales.
«Creo que está bueno que estos temas se sepan, que se vea lo que está pasando: que se juntan el gobierno y los privados, firman un decreto y se entrega la autoridad de aplicación de inmediato. Y no es la primera vez que pasa, esto ya se ha visto en muchas ocasiones», aseveró.
Finalmente, aclaró que no es cierto que la entrega a Sominar SA va a generar mejoras e inversiones para potenciar el turismo de la zona como, según Vadillo, defienden la iniciativa en su provincia. «La cuestión es cuidar los recursos de la explotación, no es el turismo. Eso es imposible porque son lugares muy alejados a los que sólo se puede acceder en verano porque en invierno te lo impide la nieve», concluyó.