Inicio La Pampa VIH: en La Pampa, 54 casos por año

VIH: en La Pampa, 54 casos por año

EL 95% DE LOS CASOS ES POR RELACIONES SEXUALES SIN PROTECCION

En la provincia de La Pampa en los últimos cinco años (periodo 2015-2019) hubo un promedio de 54 casos nuevos de infección por VIH por año. Y en más del 95 por ciento de los casos, la vía de transmisión es por relaciones sexuales desprotegidas.
De acuerdo al informe oficial del área de Salud provincial, «se encuentran en seguimiento el 100 % de los niños expuestos, hijos de madres VIH positivas». Para el periodo 2016-2019 el diagnóstico tardío se presentó en el 12,2 % de las personas.
El informe recuerda que se considera «diagnóstico tardío a aquel que ocurre en una etapa sintomática y/o con un nivel de células del sistema inmune bajo. A nivel nacional este indicador es de alrededor de 30 por ciento».
Los datos se conocieron ayer, en el marco del 1° de diciembre, cuando se recuerda el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA. «La fecha es una oportunidad para apoyar a aquellos involucrados en la lucha contra el VIH y para mejorar la comprensión del VIH como un problema de salud mundial», destacaron.
La participación de las comunidades «ha sido fundamental para que, hoy en día, cuatro de cada cinco VIH-positivos se realicen pruebas de detección y dos de cada tres reciban tratamiento».
Teniendo en cuenta la pandemia sin precedentes de Covid-19 resulta esencial sostener la atención integral de las personas con VIH, promover el diagnóstico temprano y reforzar las medidas de prevención que por excelencia sigue siendo el uso correcto del preservativo, recomendaron.

Para 2030.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) de los cerca de 37,9 millones de personas infectadas por el VIH a fines de 2018, el 79% habían sido diagnosticadas, el 62% estaban en tratamiento y en el 53% se habían reducido las concentraciones del virus hasta niveles en los que el riesgo de contagio es bajo.
También se avanzó en la prevención y eliminación de la transmisión materno infantil y en la supervivencia de las madres.
«La participación de las comunidades son una pieza esencial que explica el increíble éxito de la respuesta a la infección por el VIH. Ello se consiguió con la ayuda de miles de agentes de salud comunitarios y de personas que participan en redes básicas de la población, muchos de las cuales son VIH-positivos o sufren las consecuencias de la epidemia», indicó Salud.
En tanto, se apuntó que «la discriminación es una barrera importante que impide que muchos accedan a la atención en salud. Esto hace que aquellas personas que tienen dudas acerca del tema o de su salud tengan dificultad para encontrar información de calidad y el apoyo que necesitan para llevar una vida sexual saludable».
Si bien hubo progresos en la respuesta al VIH en la región de las Américas, estos esfuerzos deben continuar si se quiere terminar con el SIDA para 2030. En América Latina, las nuevas infecciones por VIH aumentó un 7% desde 2010. Se estima que 100 mil personas contrajeron el VIH solo en 2018 y uno de cada cinco eran jóvenes de entre 15 y 24 años.

Estadísticas.
Se estima que en Argentina 136 mil personas viven con VIH, de las cuales el 30 % desconoce su situación. Además, 60 mil personas que conocen su diagnóstico se encuentran en tratamiento antirretroviral. En 2017 alrededor de 5.500 personas contrajeron VIH en la Argentina, 6.500 fueron diagnosticadas con el virus (el 35% de ellas en etapas avanzadas de la infección), la tasa de transmisión perinatal fue del 5% y 1.500 personas murieron por causas relacionadas con el SIDA.
El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) causa un deterioro progresivo del sistema inmunitario y merma la capacidad del organismo para combatir algunas infecciones y otras enfermedades. El SIDA se refiere a las etapas más avanzadas de la infección por el VIH y se define por la aparición de una o varias infecciones oportunistas o tipos de cáncer.

Prevención.
Las formas principales de prevenir la transmisión del VIH: Adoptar prácticas sexuales seguras, como el uso de preservativos; realizarse pruebas de detección, evitar inyectarse drogas o, en caso de hacerlo, utilizar siempre agujas y jeringas estériles.
Los productos sanguíneos que se necesiten se someten a pruebas de detección del VIH. Si se tiene el VIH, iniciar el tratamiento antirretroviral lo antes posible en beneficio propio y para prevenir la transmisión del VIH a parejas sexuales o con las que se consumen drogas o a los hijos (en el caso de mujeres embarazadas o madres lactantes).
«La participación de la comunidad y la sociedad civil debe continuar siendo una estrategia esencial para potenciar la atención primaria de salud», insistieron desde Salud.
«Así en la provincia de La Pampa se interviene desde el Foro Pre SIDA permanentemente en iniciativas para dar respuesta a la infección por el VIH en sus esfuerzos por aumentar la equidad, el respeto por los derechos humanos y de la salud».

Las vías de la transmisión
En el informe que presentó el área de Salud de la provincia se recordó cuáles son las vías principales de transmisión principales del VIH: el contacto sexual (sin uso de preservativo) a través de semen y secreciones cervicovaginales. También el contacto con productos sanguíneos infectados (transfusiones, compartir agujas, elementos cortopunzantes). Finalmente, otra vía de contagio del virus es la transmisión vertical (in útero, perinatal o a través de la leche materna).