Inicio La Pampa Violento choque y vuelco en el centro

Violento choque y vuelco en el centro

Un espectacular choque se registró ayer por la madrugada en pleno centro santarroseño, sobre la intersección de las calles Hilario Lagos y Avellaneda, cuando dos vehículos colisionaron y uno de ellos terminó volcado sobre la vereda. A pesar de la violencia del impacto, los ocupantes de los vehículos no sufrieron heridas de gravedad.
El siniestro vial ocurrió pasadas las 3 de la madrugada cuando un joven, acompañado por otras dos personas, que circulaba al mando de un Volkswagen Gol blanco por Quintana -en dirección hacia el este, en donde esa arteria cambia su nombre por Lagos- colisionó contra una Chervolet Tracker azul que se dirigía por Avellaneda, el cual por el fuerte impacto volcó y quedó apoyado sobre su lateral izquierdo, sobre la vereda.
Según los datos que pudo recabar LA ARENA, el choque se habría ocasionado porque uno de los vehículos -lo cual la Policía deberá determinar a partir de las pericias correspondientes- ignoró el semáforo en rojo y, al encontrase con el otro automóvil, no logró frenar y se produjo el impacto. Tanto el Gol como la Tracker, que quedaron separados por pocos metros, quedaron casi totalmente destruidos.

Sin heridos.
A pesar de la violencia del siniestro, no se tuvo que lamentar heridos de gravedad aunque todos los ocupantes fueron trasladados por el Servicio de Emergencias Médica (SEM) al centro asistencial de salud por precaución para que sean asistido por personal de Salud.
Testigos en el lugar confirmaron que el conductor del VW Gol se encontraba alcoholizado, con lo cual se sospecha que habría sido quien cometió la infracción. El joven iba acompañado por una mujer y otra persona.
En el lugar, además de la presencia de ambulancias para asistir a los involucrados en el choque, también arribó personal policial correspondiente a la Seccional Tercera como también miembros de la División de Accidentología, quienes llevaron adelante las pericias y actuaciones correspondientes.

Semáforo derribado.
A su vez, personal del Cuartel de Bomberos de la Policía se hizo presente en el lugar con el fin de prevenir un posible foco de incendio, ya que por la colisión un semáforo -ubicado sobre la vereda de Avellaneda y Lagos- y un transformador de la CPE fueron derribados.
«Cuando asistimos al siniestro los ocupantes ya habían sido retirados de los vehículos por personal policial y del SEM, quienes trasladaron a las personas para que sean revisadas. Nosotros nos ocupamos de prevenir un posible foco de incendio, ya que un semáforo y un transformador fueron derribados por uno de los automóviles. Además, procedimos a cortar las baterías de los mismos», informaron a esta redacción desde el Cuartel de Bomberos.