Inicio La Pampa Violento robo en Rucanelo

Violento robo en Rucanelo

LA POLICIA DETUVO A SEIS PERSONAS

Dos personas fueron asaltadas, golpeadas y maniatadas en un campo de la zona rural de Rucanelo, donde los autores se llevaron 200 mil pesos y 20 mil dólares. La Policía detuvo a la tarde a tres involucrados (un peruano, un bonaerense y un sanjuanino), mientras que entrada la noche, los efectivos pudieron dar con otros tres sospechosos, gracias un operativo cerrojo que se montó en todo el norte y oeste de la provincia de La Pampa.
«Los tres detenidos son de las provincias de Buenos Aires y San Luis, mientras que los dos restantes aún no tenemos certezas», indicaron en horas de la tarde fuentes policiales consultadas por este diario. «Les robaron una cifra muy importante de dinero, pero aún no tenemos certezas», agregaron los voceros. Sin embargo, con el pasar del tiempo, se logró dar con otros tres sospechosos.
El violento hecho se registró ayer al mediodía, en establecimiento rural Cuatro Cuartos de la familia Farías en Rucanelo. El propietario y un primo de Buenos Aires se encontraban almorzando, cuando golpearon la puerta. Cuando atendieron, rápidamente irrumpieron los asaltantes en el interior del inmueble. Las dos víctimas fueron golpeadas, maniatadas y amordazadas.
Los atracadores reclamaban insistentemente que les entreguen dinero. Farías les indicó donde tenía «unos ahorros» que ascenderían a 200 mil pesos y unos 200 dólares. «Después revolvieron toda la casa, un quincho y un galpón, y en el cuatriciclo de la víctima habrían ido hasta la tranquera, donde habían dejado los tres vehículos», relataron voceros ligados a la investigación consultadas por esta corresponsalía.
El gran interrogante que manejan los investigadores sería determinar si Farías realizó algún movimiento económico en las últimas jornadas, para avanzar con la posibilidad que haya existido un entregador que brindó información a los asaltantes. Las características del hecho no indican que se trate de un asalto «al voleo», máxime teniendo en cuenta que los detenidos no serían pampeanos.

Fuerte operativo.
Las víctimas se lograron zafar de las ataduras y se comunicaron telefónicamente con un vecino, quien dio aviso a la policía. Inmediatamente se montó un operativo cerrojo en toda la región. Los asaltantes se movilizaban en tres vehículos, y fueron interceptados a 10 kilómetros del campo, otro a 27 kilómetros y el restante a aproximadamente 20 kilómetros de este último. Así la policía pudo detener a tres personas, de las cuales una intentó resistir la demora. Y otros tres se dieron a la fuga entre los montes de los campos de la región, sin embargo sus esfuerzos por huir quedaron truncos: fueron detenidos alrededor de las 22.30.
Anoche los tres vehículos secuestrados (un Peugeot 308, un Peugeot 2008 y una Volkswagen Amarok de edición limitada) se encontraban frente al edificio de la comisaría departamental de Eduardo Castex. En el predio rural asaltado esperaban el arribo de los peritos científicos y los procedimientos se extenderían hasta alta horas de la madrugada de este domingo.
Según se supo anoche, la pick up (que tenía moderno equipamiento de comunicación) fue interceptada en cercanías del basurero de Rucanelo; y los otros dos automóviles entre las localidades de Rucanelo y Conhelo.
Los asaltados permanecían en el Hospital «Pablo F. Lacoste» donde fueron atendidos y estuvieron en observación por las lesiones provocadas por los atracadores. «Farías tiene un golpe en la frente y el primo sufrió una lesión también en la zona craneal», indicaron las fuentes oficiales. «No son lesiones de gravedad, pero fueron asistidos porque también se encontraban muy nerviosos por la situación vivida», explicaron los voceros.
En el procedimiento participó personal policial de la Unidad Regional I y de la Unidad Regional II, y agentes de las dependencias de Conhelo, Rucanelo, Monte Nievas, Luan Toro, Victorica y Eduardo Castex. Además, concurrieron las secciones Canes y la Brigada de Investigaciones con sede en Santa Rosa. En el caso tomaría intervención la fiscala de Victoria, Alejandra Moyano.