Inicio La Pampa "Vivimos en una sociedad muy agresiva"

«Vivimos en una sociedad muy agresiva»

DOS ALUMNOS SE PELEARON EN LA ESCUELA Y UNO TERMINO HERIDO DE ARMA BLANCA

La ministra de Educación, María Cristina Garello, opinó ayer sobre una disputa entre dos adolescentes que terminó con un joven de 17 años herido de una puñalada, que le dio otro de 15 años, y destacó que Provincia y Niñez ya intervinieron en la situación que «se enmarca en que vivimos en una sociedad muy agresiva».
«La violencia está instalada en nuestros jóvenes, hay una sociedad muy competitiva, agravada por estos problemas socioeconómicos que estamos viviendo. Se está trabajando en las distintas áreas del Estado para contener esta problemática y acompañar a las familias en este proceso difícil», manifestó la funcionaria.
Después de participar de una conferencia de prensa en la UNLPam, agregó que «en el caso ya están interviniendo el Ministerio de Educación, Desarrollo Social, la Secretaría de Derechos Humanos y el Defensor del Niñas, Niños y Adolescentes. Estamos todos trabajando a partir de que sucedió este episodio».
Explicó que el hecho se enmarca «en que vivimos en una sociedad muy agresiva, donde estas cuestiones se van intensificando y la situación socioeconómica de la familia agrava los problemas», insistió. Y señaló que «la sociedad va cambiando, invadida por las redes sociales y la comunicación, que hace que aparezcan situaciones y fenómenos entre los jóvenes, que antes se resolvían de una manera y hoy se resuelven de otra».
El hecho ocurrió el pasado jueves en el Colegio Pangitruz, en horario de clases, y los involucrados son dos chicos que no comparten el mismo grado. Aparentemente el motivo del ataque fue una vieja discusión que mantenían. Tras la agresión, el herido fue trasladado de manera urgente por autoridades de la Unidad Educativa. Fue asistido en el hospital Lucio Molas donde se constató que las lesiones no revestían gravedad. El agresor, en tanto, se fue hacia su casa.

Otros casos.
La ministra también fue consultada por el caso de un docente que fue apartado por denuncias de acoso y ahora está nuevamente frente a los alumnos. «La última palabra siempre la tiene el Fiscal de Investigaciones Administrativas, una vez realizados todos los pasos a través de los Tribunales de Disciplina, que es el que decide y hemos actuado siempre en concordancia que nos proponen», explicó.
Sobre el caso de otro profesor que fue separado de cargo en un jardín de infantes de la calle Raúl B. Díaz, Garello comentó: «Hay una acción penal que se va desarrollando en la justicia, donde nosotros no podemos influir ni participar de ello y por otro lado, está el trámite administrativo».
La funcionaria dijo que la rutina es «esperar que defina la justicia penal para luego definir el acto adiministrativo, pero mientras tanto, el docente se separa del cargo». Comentó que «en este caso, se lo cambió de funciones y sigue cobrando su sueldo, ya que nadie es culpable hasta que no se lo demuestre».