Por la tormenta volcó un camión cargado con arena

(Realicó) – Un camión Mercedes Benz con “batea” y cargado con arena volcó en el kilómetro 538 de la ruta nacional 35, a unos 38 kilómetros al norte de la localidad de Realicó. El conductor, Ariel Osvaldo Formaggio, (55 años de edad) con domicilio en la ciudad de Eduardo Castex resultó ileso. No obstante, el rodado sufrió importantes daños.
El accidente se produjo el miércoles a la noche cuando en el lugar se abatió una fuerte tormenta de viento. Gran cantidad de polvo sobre la superficie, (tierra por la voladura en los campos) que cubrió la ruta lo que provocó la pérdida del control al camionero.
Fuentes policiales consultadas por LA ARENA informaron que por la tormenta de viento la visibilidad fue nula lo que produjo que el hombre perdiera el rumbo del camino. El transporte circulaba de norte a sur. El conductor salió del rodado por sus propios medios.

Ráfagas de viento
Por otro lado, nuevamente las ráfagas de viento volvieron a generar problemas en Realicó. Un frondoso eucaliptus ubicado en la avenida San Martín, en zona del ferrocarril cayó alrededor de las 22 horas del miércoles. Afortunadamente no produjo daños materiales.
Una dotación de bomberos concurrieron hasta el lugar para retirar el importante árbol que cubrió varios metros de la avenida, entre la calle España y Francia.
Cuadrillas municipales continúan trabajando en la recolección de ramas y árboles caídos en el ejido urbano.
El municipio solicitó a los vecinos no sacar ramas y restos de árboles hasta el viernes para retirar todo lo que está en la vía pública. El fuerte temporal dejó un panorama desolador en el arbolado.
Por su parte fuentes consultadas por esta corresponsalía informaron que la estación de servicios de Gas Natural Comprimido (GNG), ubicada a la vera de la ruta nacional 188, y que sufrió la voladura del techo en la última tormenta, estaría fuera de servicio por más de 30 días.
Los remiseros locales mostraron su preocupación ante la falta de expendio de gas. Expresaron: “El costo del combustible líquido es muy elevado y las ganancias cargando nafta es muy baja”.