Inicio La Pampa "Ya me considero argentina"

«Ya me considero argentina»

WINIFREDA: ADOLESCENTE DOMINICANA PARTICIPO DE CAMPAMENTO JUVENIL

Poco más de un centenar de jóvenes participaron recientemente, durante un fin de semana, de un Campamento Juvenil en el vivero «Ernesto Lucero» de Winifreda. Adolescentes de esta localidad, General Acha y Catriló confluyeron en el encuentro realizado en el predio municipal.
Los visitantes llegaron acompañados por sus respectivos coordinadores e invitados por la responsable de la Agencia Juvenil local, Daiana Cabral. Luego de las acreditaciones y el armado de carpas, realizaron diversos juegos recreativos. Además, la directora del hospital local, Daiana Lebed, les dio una charla sobre métodos anticonceptivos.
A la noche, tuvieron su fiesta de disfraces y luego pernoctaron. Al día siguiente, continuaron con las actividades en un marco de respeto y compañerismo. La jornada cerró a toda música con la actuación de la banda «Tanito Wiochi». El municipio dispuso de personal para satisfacer todas las demandas de los jóvenes, incluso les ofreció merienda, cena, desayuno y almuerzo.
Una chica de República Dominicana, de 15 años de edad, muy carismática, integró la agrupación «Activa Juventud» de Acha. «Vivo en esa ciudad desde hace diez años. Ya me considero argentina», dijo Nicole Rodríguez a LA ARENA. Conserva su acento en el habla, lo que le da una seña de identidad de su país de origen.
«He participado en muy pocos campamentos en mi vida, pero este estuvo espectacular porque hicimos un montón de juegos, fue muy divertido», agregó entusiasmada. «Cuando vine tenía un poco de miedo porque pensaba que me iba a quedar con mi grupo solamente, pero no fue así, enseguida entablamos confianza con chicos de los otros pueblos, son muy agradables, estuvo muy bueno», abundó.

«Tengo muchos amigos».
Pudo comprobar que estos encuentros fomentan la amistad, el compañerismo, entre otros valores. Consultada sobre sus inicios en La Pampa, en tal sentido recordó que «era una extraña» para los demás. «Pronuncio mucho la ele y a veces se me reían o me tocaban los rulos». Nunca se sintió del todo mal. «A mí me encanta, ya me acostumbré. Ahora tengo muchos amigos y son todos muy buenos, estoy muy feliz», continuó.
Nicole cursa sus estudios en el colegio «La Inmaculada». Le quedan tres años para terminar la secundaria. Ya está pensando qué carrera universitaria seguir. «Es complicado, pero gracias a Dios ahora tenemos muchas oportunidades de poder elegir. Por el momento quiero estudiar Arquitectura», confió.
Por primera vez conoció el vivero municipal de Winifreda, destacado por su abundante arboleda y sombra. «Este lugar me genera libertad, tranquilidad, sentís mucha paz», expresó.

Espacios de participación.
Durante dos días, chicos y chicas se divirtieron con distintos juegos comunitarios, entre ellos, carrera de embolsados, búsqueda del tesoro en una pileta con agua y lodo, carrera con tablas, el grillo y jugaron al vóleibol y al fútbol mixto. «Quisimos reflotar algunos juegos preferidos por nuestros abuelos y tíos», dijo Daiana Cabral y celebró que la juventud aceptara las propuestas. Julián Espindola y Mariquena Galván, a cargo de los grupos de Acha y Catriló respectivamente, resaltaron estos encuentros. «Son espacios de participación para los jóvenes», coincidieron.