Inicio La Pampa Ya son 130 las familias en el asentamiento

Ya son 130 las familias en el asentamiento

NUEVO SALITRAL

Un relevamiento de la policía estima que hay más de 600 personas en el asentamiento ubicado detrás del predio de la Laguna Don Tomás. El número de personas que llegan al lugar no para de aumentar, y la solidaridad de algunos vecinos de Santa Rosa no deja de sorprender: llevan comida, ropa, colchones, chapas y alambres para colaborar con la construcción de las precarias viviendas. La mano del Estado no se ha visto por el momento.
Parece que las 130 familias llegaron para quedarse. En diálogo con LA ARENA, Beatriz Caliba contó que en unas «chozitas» están viviendo dos de sus nietas con sus parejas e hijos, y que ella apoya totalmente la decisión de ellas.
«No tienen otro lugar donde ir: estaban pagando de alquiler lo mismo que pueden juntar haciendo changas, y así no se puede», dijo la mujer. «Nosotros a nuestros nietos los vamos a apoyar -prosiguió- y los vamos a ayudar con lo que podemos, porque hoy en día estar acá es la única que tienen para pelearla».
Caliba contó que para ella la culpa de esta situación está en la crisis generada por el Gobierno nacional, «porque las obras se han parado, las fábricas se han cerrado y la gente se queda sin trabajo».

Los Barrios EPAM.
«Yo vivo en una casa de los barrios EPAM (Esfuerzo Propio y Ayuda Mutua)», prosiguió la mujer. «Nosotros éramos 40 familias que trabajábamos para construir nuestras 40 viviendas: cumplíamos un horario y trabajábamos todos los días, sobre todo las mujeres, porque los maridos nuestros trabajaban afuera. Nosotras acarreábamos cerámicos, descargábamos camiones, hacíamos todo el trabajo de peón de albañil, porque sabíamos que era el sacrificio que hacíamos para tener nuestra vivienda. Por eso creo que tendría que volver una cosa así, porque acá hay muchos jóvenes con ganas de trabajar, de tener su lugar; que les consigan un terreno y los materiales para que ellos mismos se puedan hacer su casita. Yo tengo una escuela de boxeo donde hago inclusión social, y a muchos de ellos los conozco, se sienten desprotegidos por que no tienen un sueldo, y hoy en día es imposible viviendo de changas poder tener tu casa propia», concluyó Caliba.