Ziliotto propuso una ley para transferir AYSA

A partir de la iniciativa de los diputados nacionales Sergio Ziliotto, de La Pampa y Javier David, de Salta, el bloque Justicialista presentó un proyecto de ley por el cual se propicia la transferencia de la empresa Agua y Saneamientos Argentinos Sociedad Anónima (AYSA) a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires.

Este proyecto va en línea con la preocupación mostrada por el legislador pampeano en relación a la gran magnitud de los aportes que realiza el Gobierno nacional al Área Metropolitana de Buenos Aires en una clara muestra de centralismo fiscal. Ya en la discusión del presupuesto 2017 había reclamado tan discriminación con el resto de las provincias.

La citada iniciativa tiene el acompañamiento del pleno del Bloque Justicialista, entre ellos los diputados pampeanos Melina Delú y Ariel Rauschenberger, por tratarse de una medida de alto impacto federal ya que dicha empresa viene siendo subsidiada desde hace varios años por el presupuesto nacional.

En el presupuesto en vigencia se han destinado 14 mil millones de pesos tanto para paliar el déficit operativo de la misma como para realizar obras de infraestructura en su ámbito jurisdiccional, que incluye a toda la Ciudad de Buenos Aires y a 25 partidos de la provincia de Buenos Aires. En el ejercicio 2017 se destinaron 13.2 millones de pesos.

En su articulado, el proyecto establece la “transferencia de las acciones de Agua y Saneamientos Argentinos SA, que pertenecen al Estado Nacional a la Provincia de Buenos Aires y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a partir de los 60 días de entrada en vigencia de la presente ley” mientras que se fija el “plazo máximo de tres años, en el cual la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en su calidad de socios de AYSA, como titulares del servicio público respectivo, deberán instrumentar la modalidad y forma para la separación completa del servicio entre ambas jurisdicciones equiparándose así al resto del país”.

Debe tenerse en cuenta que se asegura la continuidad de la fuente laboral al establecer que “las jurisdicciones cesionarias deberán garantizar que la totalidad del personal afectado al 31 de mayo de 2018 continuará prestando sus servicios laborales en la entidad”.

Además se establece el cese de aportes del Presupuesto Nacional a AYSA, ya que se determina que “a partir del ejercicio presupuestario del año 2019, se eliminará del clasificador todo concepto correspondiente a la operación y ejecución de obras de AYSA como parte del Estado Nacional en igualdad con lo que sucede con las demás jurisdicciones del país”.