Inicio La Pampa Ziliotto y Kulfas: acuerdo por mil nuevos empleos

Ziliotto y Kulfas: acuerdo por mil nuevos empleos

El gobernador Sergio Ziliotto y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, firmaron un convenio para promover la creación de mil puestos de trabajo en La Pampa a través del envío de 235 millones de pesos. «Ya llevamos 11 meses de crecimiento de la actividad industrial focalizada en la generación de trabajo», destacó el mandatario pampeano.
A través del acuerdo rubricado ayer, la provincia recibirá 235 millones de pesos no reembolsables a través Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep), suma que se destinará a empresas locales que realicen nuevas contrataciones. «Los recursos tienen como destino el subsidio de contribuciones patronales durante tres años, previéndose un cupo inicial para la creación de 1.000 puestos de trabajo de los sectores industrial y agroindustrial de la Provincia», informaron oficialmente.
Esta operatoria se complementa con el programa «Fortalecimiento del Trabajo Pampeano», que consiste en el aporte por parte del Estado provincial de más de 16 mil pesos mensuales por cada nuevo empleo registrado que se incorpore a la masa laboral.

Mil empleos.
La firma con el titular de la cartera del Ministerio de Desarrollo Productivo de Nación se llevó a cabo de manera virtual, en el marco de la visita a la provincia de Guillermo Meredíz, secretario de la Pyme y los Emprendedores, Ariel Esteban Schale, secretario de Industria, Gestión Comercial Externa y Economía del Conocimiento, Julieta Lousteau, subsecretaria de Industria, y Laura Tuero, directora Nacional de Desarrollo Regional Pyme.
Desde el Ejecutivo informaron que ayer se firmó el Acta de Intención para la Generación de Empleo por un monto de $ 235.000.000 (no reintegrables) que invertirá a través del Fondep «destinado al pago de contribuciones patronales de empresas del sector industrial y agroindustrial que realicen nuevas contrataciones».
Con esta herramienta se prevé la creación de 1.000 puestos de trabajo genuino, en empresas privadas pampeanas. «De este modo el Gobierno nacional y el provincial acompañan el proceso de recuperación de capacidades productivas y el crecimiento que han demostrado estos sectores en La Pampa, y apoyan su continuidad generando empleo sostenible y de calidad», destacaron.
A su vez, durante la jornada de trabajo, y en el marco del Programa de Competitividad de Economías Regionales (Procer), se firmaron convenios asignando recursos a la UNLPam, la Fundación para el Desarrollo Regional de General Pico y Unilpa. En tanto que a través del Programa Nacional para el Desarrollo de Parques Industriales, se firmó un convenio con la Municipalidad de Quemú Quemú.

«El mejor negocio es la inversión».
Ziliotto explicó que, durante la pandemia, en todos los sectores de la economía «tuvimos una baja de 447 puestos de trabajo. Llevado a términos relativos es el 1,5% de todos los asalariados privados. Esto demuestra que hay una fuerte presencia del Estado para morigerar la caída económica causada por la pandemia».
En esa línea, mencionó la recorrida por el Parque Industrial que realizó junto a la comitiva nacional (ver aparte) y comentó que visitaron «una planta que sufrió el ‘industricidio’ de los últimos años y otra que no pudo arrancar porque no estaban dadas las condiciones económicas. Hoy tenemos un escenario mucho más favorable y previsible y tenemos que estar a la altura para fortalecer la reactivación económica».
«Ya llevamos 11 meses de crecimiento de la actividad industrial focalizada en la generación de trabajo. Vemos una reactivación económica importante que se refleja en los índices de recaudación de impuestos. En poco tiempo más lo veremos reflejado en la generación permanente de puestos de trabajo», destacó el gobernador.
En esa línea, resaltó que la situación se ha visto fortalecida por una campaña de vacunación «muy fuerte» y remarcó: «Tenemos que estar a la altura de la reactivación económica, fortaleciendo la capacidad instalada, poniendo en marcha todos los mecanismos, asumiendo desde el Estado los mismos riesgos que asumen los empresarios, con una misma idea y un mismo objetivo».
También adelantó que está en estudio la forma de potenciar «nuestro fondo de garantías de carácter público. Lamentablemente lo tuvimos que poner en marcha para paliar una coyuntura, pero queremos activarlo para fortalecer el desarrollo, que la inclusión financiera de las Pymes sea un cambio de paradigma, potenciando el Fogar, el Fondep, nuestro Fogapam. Creo que podemos crear un marco en el que sea mejor negocio la inversión productiva que la timba financiera. Eso es lo que realmente va a sacar nuestro país adelante».

Recuperar la industria.
Por su parte, el ministro Kulfas hizo hincapié en que «a pesar de las dificultades estamos en el camino de la recuperación de la industria, la generación de empleo, con una producción que ya es mayor que la del 2019, a pesar de la pandemia».
«Y damos apoyo a los sectores productivos, porque creemos que cada argentina y argentino tiene que tener las oportunidades para su desarrollo personal y económico allí donde nació o allí donde eligió vivir. Por eso trabajamos provincia por provincia y estamos muy contentos de que en La Pampa podamos tener un trabajo conjunto que nos dé bienestar y confianza», concluyó.

Calzar y Montenegro.
La presencia de los funcionarios nacionales en la provincia permitió una intensa jornada de trabajo que comenzó con la visita del Parque Industrial de Santa Rosa, donde, junto al gobernador Ziliotto, el secretario de Trabajo y Promoción del Empleo, Marcelo Pedehontaá, y el titular de la Agencia La Pampa de Inversiones y Comercio Exterior, Sebastián Lastiri, visitaron varias fábricas.
Entre ellas se encuentra la planta de la ex Alpargatas (Calzar), que tal como había informado este diario, el Ejecutivo está trabajando en un informe de situación sobre el estado edilicio y legal para presentárselo a Nación y sumarlo a la búsqueda de inversores para reactivarla. Por otro lado, recorrieron las instalaciones de Misiones Maderas y los galpones de la ex Montenegro.
Según informaron desde el Ejecutivo, los funcionarios provinciales y nacionales «intercambiaron ideas sobre eventuales posibilidades de reactivación de las plantas de Calzar y Montenegro, y dialogaron con el titular de la firma Misiones Maderas, sobre proyectos futuros tendientes a la ampliación de la producción de la firma y la captación de nuevos mercados fuera de los límites de La Pampa».
Por otro lado, la comitiva mantuvo un encuentro con dirigentes de distintos sectores económicos de La Pampa. «El momento fue oportuno para que las y los industriales plantearan inquietudes y los funcionarios precisaran las herramientas y mecanismos dispuestos, tanto a nivel provincial como nacional, para avanzar en la reactivación productiva», indicaron. De dicho encuentro participaron Ariel Solaro (Metalúrgico), Orfelia Beascochea (Hotelería), Gustavo Diribarne (Aberturas), Daniel Grunding (Minería), Nicolás Alarcia (Molino), Roberto Espíndola (Ind. Gráfico), Tomás Lorda (Ind. Agroalimentaria), y Javier Moldovan (Casas Prefabricadas). Carlos Elorza (Pinturas) y Daniel García Suárez (Productos gráficos).

Obras para Quemú Quemú.
Otro de los temas de agenda de la comitiva nacional en la provincia de La Pampa fue la firma de un convenio junto al intendente de la localidad de Quemú Quemú, Alfredo Fernández. Según precisaron desde el Ejecutivo, se rubricó un acuerdo en el marco del «Programa Nacional para el Desarrollo de Parques Industriales», a través del cual se asignaron 41 millones de pesos a dicho municipio. Los fondos se destinarán a mejorar la infraestructura del predio.