Aceiteros, aún sin acuerdo

(General Pico) – El conflicto por el despido de tres trabajadores aceiteros no llegó ayer a una resolución, a pesar de la mediación de la delegación de Relaciones Laborales y de la intervención del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de General Villegas (Soeagv). La medida de fuerza fuera de la planta se mantiene y hoy habrá una segunda audiencia.
El secretario general de ese gremio, Lelio Forquera, indicó que no hay un acuerdo con la empresa Aceites Vegetales La Pampa y que las gestiones quedaron “trabadas”. Si bien representantes de la firma accedieron a mantener una reunión, no hubo avances. Los propietarios, de apellidos Iriarte y Vicente, mantuvieron su postura en cuanto a la imposibilidad de seguir manteniendo a los tres trabajadores despedidos.
Las certezas sobre el problema son que no hay ingreso de semillas, que es la materia prima para producir, y que los dueños de la aceitera afirmaron que pueden pagar la indemnización de los hombres despedidos pero no pueden mantenerlos en planta y abonar sus salarios mensuales.
Forquera indicó que la postura de los propietarios ha sido limitada ya que no consideraron reducir las horas laborales hasta que mejore la situación y tampoco se pensó en algún tipo de ayuda gubernamental en cuanto a créditos. Agregó que “hacer el ajuste con los trabajadores” no era la mejor respuesta y que si bien quedan cinco personas en planta está el temor de que sus puestos no sean estables a futuro.
También afirmó que seguirán con la medida de fuerza, y hoy a las 10 fueron convocados a una nueva audiencia en Relaciones Laborales.

Despedidos.
El conflicto se hizo evidente el martes a media mañana cuando los empleados cesanteados, algunos de sus compañeros y representantes del gremio, se instalaron a modo de protesta fuera de la planta ubicada en el Parque Industrial, en José Sampayo 291. Se solicitó la reincorporación de los despedidos.
Los trabajadores que fueron dados de baja sabían que la productividad de la fábrica había disminuido, pero no tuvieron una advertencia acerca de la posibilidad de quedar sin empleo, indicó Forquera. El sábado recibieron la notificación de despido y el martes cuando finalizó el mes no se resignaron a quedar desempleados. Con apoyo del sindicato iniciaron las medidas de fuerza.
En la mañana de ayer las partes se reunieron en la oficina de Relaciones Laborales. El representante de ese organismo, Pablo Leavi, explicó que en esta primera etapa actuaron como mediadores pero el gremio y los empresarios aún estaban dialogando.
Aceites Vegetales La Pampa es una fábrica procesadora de semillas de girasol, que fue inaugurada en junio de 2011 y tiene la capacidad para procesar 55.000 toneladas anuales de granos.

La segunda intervención
El Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de General Villegas (Soeagv) ya estuvo en el transcurso de este año interviniendo en otro conflicto laboral del sector que ocurrió en esta ciudad. En abril, representantes del sindicato se hicieron presentes en la planta de biodiésel, de la empresa Pampa Bio, por el despido de un trabajador. La medida de fuerza en esa oportunidad incluyó un bloqueo en el ingreso del predio ubicado sobre la ruta provincial 102 y el cese de actividades de la producción.