Advierten que bajaron las ventas por las inundaciones

PREOCUPACION EN PICO

El Centro de Almaceneros local señaló que los clientes optan por productos de segundas marcas. También se refirió a la preocupación que genera la presencia de vendedores ambulantes sin controles.
El titular del Centro de Almaceneros de General Pico, Jorge Llodrá, manifestó que el comercio minorista local está atravesado por la caída de las ventas, dada la baja del poder adquisitivo y por las inundaciones en el norte provincial que imposibilitan la habitual llegada de vecinos de otras localidades a realizar las compras generales. También se refirió a la reunión que mantuvieron días atrás con el intendente piquense, Juan José Rainone, en la expusieron su preocupación por la presencia de vendedores ambulantes.
El comerciante local aseguró que el comercio minorista “la está pasando difícil en Pico”, y en este sentido explicó que la zona se nutre de mercadería en esta ciudad y que ante el difícil panorama de las inundaciones, “no puede venir a la ciudad” a realizar las compras.
“No tiene caminos, rutas, nada. Si por ejemplo vivís en Vértiz y pasás sobre el barro, el agua, la ruta toda rota, hacés las compras en el pueblo. Los mayoristas que son de acá y que reparten en la zona también tienen problemas. El que va a (Ingeniero) Luiggi tiene que ir por (Intendente) Alvear y a la vuelta pasaba por Trenel, pero tiene que volver a Pico y después va a Trenel. Eso le aumenta los gastos en flete”, dijo.
Llodrá, quien es titular de un mercado en el barrio Ranqueles, explicó que es notorio cómo la clientela habitual achica gastos optando por segunda marcas y suprimiendo las compras de determinados productos.
“El sueldo no alcanza para otro montón de cosas, dejás los lácteos para los chicos, estirás un poco más los productos de limpieza, que se venden un poco menos. Los insecticidas son muy caros y la gente opta por el espiral que es un poco más barato. El fideo que comías, ahora comés el de segunda o tercera marca de la misma empresa. Todas esas cosas se van notando en la caja, que se achica”, señaló.

Vendedores ambulantes.
Hace unos días las autoridades del Centro de Almaceneros se reunieron con el intendente Rainone para tratar distintos temas de actualidad, siendo una de las preocupaciones la presencia de vendedores ambulantes en la vía pública sin permiso ni controles.
“Fue una reunión muy amena y cordial con el intendente y le planteamos algunas inquietudes del centro, como la presencia de vendedores ambulantes. Llevamos esa inquietud y hablamos del comercio en general que tenemos un año muy difícil y si podíamos evitar a la gente que viene de afuera y sin pagar nada. Estuvo de acuerdo con nuestra inquietud y que se les cobre, porque estamos en inferioridad de condiciones. El comercio chico la está pasando bastante mal”, sostuvo.

Ordenanza poco viable.
Además el encuentro fue propicio para conversar sobre una ordenanza que comenzaría a regir en los próximos días y que estipula que todo transporte que llegue a la ciudad a distribuir mercadería, tendrá que pasar por la cabina bromatológica.
“Nos pareció que no era muy viable llevarlo a la práctica, porque a un vendedor que te viene a traer 50 bolsones de papel higiénico tiene que pasar por cabina sanitaria, eso le genera un gasto. Todo lo que sea de frío nos parece bárbaro que se controle y no lo recibimos si no pasa por bromatología, y a todos los artículos que no son perecederos hasta ahora se lo están controlando porque todo tiene una fecha de vencimiento. Eso es controlable, nos parece ilógico que este proveedor tenga que pasar por la cabina”, puntualizó.
Por último Llodrá indicó que aprovecharon la ocasión para invitar al jefe comunal a la cena anual del centro que se realizará en octubre y señaló que de manera regular mantienen encuentros con el mandatario para conversar sobre distintas cuestiones que los preocupan.