Aumenta la obesidad infantil

LA MALA ALIMENTACION DE LOS PIQUENSES

Los controles demuestran problemas de hipertensión en la población de entre 20 y 40 años, un síntoma de la vida sedentaria y la mala alimentación. Otra de las preocupaciones, surgida de las mismas condiciones, es la obesidad infantil entre los piquenses que se incrementó.
La hipertensión juvenil y la obesidad infantil son dos de los problemas de salud que más se detectan entre los piquenses. Una manifestación, según los profesionales médicos, de la forma de vida de la población.
Con la realización de la Feria de la Salud, la séptima realizada en esta ciudad, diferentes puestos sobre prevención se instalaron en la plaza San Martín el pasado viernes. Con el lema de la feria orientado a la detección de la diabetes, uno de los puestos correspondió al programa “Cuidate cuidamos” que trabajó en este sentido y arrojó algunos datos preocupantes sobre la salud de los piquenses.
Se trata de un programa que depende del Area Programática del Hospital Gobernador Centeno que tiene como función realizar controles de presión arterial, glucemia, peso, talla y el índice de masa muscular de los pacientes. Estas acciones sirven como una pesquisa para determinar las condiciones de salud y si hay algún síntoma de enfermedad se hacen las derivaciones, por ejemplo para ser tratados por una nutricionista y otros especialistas del centro de salud para que puedan recibir controles y un tratamiento adecuado.
Cada año en la Feria de Salud, con la salida a la calle y los controles gratuitos, se encuentran casos de personas que están en riesgo y no se dan cuenta de los síntomas. Si bien durante todo el año la población se puede acercar al hospital y a los centros de salud barriales.

Enfermedades silenciosas.
“Sabemos que la hipertensión es una condición silenciosa pero puede causar grandes problemas”, explicó Elba Ruiz quien estaba a cargo del stand que se colocó en la plaza el pasado viernes.
Javier Herradón, otro de los enfermeros que estuvo atendiendo a los transeúntes, dijo que lo más habitual es en este momento detectar casos de hipertensión en los adultos menores. Personas de entre 20 y 40 años que ya muestran mediciones de 180 a 190 en su tensión arterial, cuando un número normal sería de 120 ó 130. Durante los últimos sondeos realizados de 50 personas controladas unas 20 ya mostraban este problema, o sea que se trata del 40 por ciento. Allí se ven las consecuencias de la mala alimentación y la falta de actividad física en quienes llevan una vida muy sedentaria.
También, señaló Herradón, la obesidad infantil es otra de las preocupaciones que se viene advirtiendo en los últimos años con gran preocupación.
El Área Programática está dando respuesta con propuestas de alimentación saludable, planes de ejercicios y consejería, pero el problema es que hay una cultura que fomenta estas condiciones de vida que son peligrosas.
Sobre la diabetes, Herradón dijo que con estos controles se han encontrado varios casos de personas que padecían esta enfermedad y no sabían, ni habían notado síntomas que los alertasen. Por ello la importancia de la detección a tiempo y los cuidados necesarios para no empeorar esa condición de salud.

Compartir