Autismo: se realizó jornada integrada

ABORDAN TEMATICA Y MARCO LEGAL

La jornada “Hablemos de Autismo” se realizó el viernes en la sala 1 del Centro Cultural Maracó de esta ciudad. En el encuentro se analizaron temas relacionados a la temática y el marco legal en la Argentina.
La actividad fue organizada por el Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Dirección de Discapacidad, y por el Ministerio de Educación. Asistieron, entre otros, la ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, el intendente local, Juan José Rainone, el director de Discapacidad, Iván Poggio, el fundador y presidente de la Asociación Argentina de Padres de Autistas y presidente de la Federación Argentina de Autismo, Horacio Joffre Galibert, delegados ministeriales, directores de instituciones educativas, profesionales y vecinos.
Joffre expuso los procesos internos que afectan a los padres y a todo el entorno familiar, y que impactan en la reformulación de un proyecto de vida no convencional. También se analizaron las fases que van desde el duelo hasta la aceptación (shock, depresión, negación, reacción).
“Las dificultades en las relaciones familiares (familia nuclear y extendida) deben ser atendidas a tiempo y con la debida ayuda profesional, y como se considera la más difícil de las convivencias en la constelación de las discapacidades, la familia cumple un rol de contención casi irreemplazable”, explicó.

Tres ejes.
Sostuvo que hay tres ejes centrales en el continúo del autismo como impacto en la familia, el contar con un diagnostico fiable, los apoyos a las personas con autismo y sus familiares y la prevención del agotamiento y del stress.
“La mayor conquista que logró el colectivo de la discapacidad fue la sanción de la ley de prestaciones básicas Ley 24901, la que se denomina Ley del Bolsillo, por sus alcances en la responsabilidad económica de las obras sociales, innovando el financiamiento de recursos al tiempo que produjo la judicialización de la discapacidad”, amplió.
Joffre explicó que “definir a la persona por su condición de persona y no por su patología es reconocer de pleno derecho su personalidad jurídica en igualdad de condiciones con los demás en todos los aspectos de la vida, con los apoyos y salvaguardias necesarios a tal fin, la inserción en el mercado laboral, la planificación centrada en un sentido de los ciclos de vida y la posibilidad del derecho a la felicidad y a las buenas prácticas saludables”.