Bajaron causas judiciales con menores imputados

GENERAL PICO: REGISTRO DE LOS ULTIMOS DOS AÑOS

La subcomisaria Silvana Ovín, a cargo de la Comisaría Cuarta del Menor y la Familia de esta ciudad, indicó que en los últimos dos años bajó en poco más del 50 por ciento el registro de las causas judiciales con menores imputados. En el mismo sentido estimó que esto se debe al tratamiento integral que se le comenzó a dar al menor, y al hecho de que a la problemática de los adolescentes en conflicto con la ley, se la aborde desde diferentes ámbitos y áreas. También sostuvo que durante el año anterior se produjo una baja notoria de las fugas de hogar.
“El índice de causas judiciales ha bajado, y el año pasado tuvimos un 17 por ciento menos de causas con menores involucrados, que en 2014. En 2015 tuvimos un total de 182 causas, y yo lo atribuyo al trabajo hecho por el Juzgado de la Familia y el Menor, a través de la aplicación de medidas tutelares, al trabajo de prevención de las otras tres comisarías que son las que patrullan en la calle y que han hecho un buen trabajo de prevención”, dijo.
Según los registros oficiales, en 2015 se tramitaron 182 causas judiciales a menores de edad por distintos tipos de delitos, una cifra sensiblemente superior a la registrada en 2014, que fue de 219 causas. Ovín, que desde hace cuatro años que está al frente de la Comisaría del Menor y la Familia -hace pocas semanas volvió a funcionar en su original edificio de 25 y 40-, sostuvo que el índice de causas, viene en descenso desde hace dos años, puesto que en 2013 se registraron un total de 340, un 53 por ciento más que las del año que finalizó hace pocas semanas.
“Hace dos años que viene bajando el índice de delitos. Yo lo atribuía a que a fines de 2013 se fue comenzó a aplicar la ley provincial que adhiere a la ley nacional 26061, sobre tratamiento integral de los menores. Se lo adjudico en gran parte a eso, a los tratamientos que se hacen de las familias en conjunto cuando hay chicos con problemas con la ley porque se pone como protagonistas a todos los que trabajamos con los chicos, como la escuela, el Ministerio de Bienestar Social, la Policía, Salud, el Juzgado del Menor y la familia del chico. A partir de esto se han hecho trabajos tomando al menor de una manera integral, y no sólo desde una mirada judicial”, subrayó.

Fugas de hogar.
En otro sentido, la funcionaria policial explicó que también se dio una baja en las fugas de hogar respecto de hace dos años.
En 2014 tuvimos 85 fugas del hogar, y el año anterior tuvimos 70, lo cual no significan que sean 70 chicos porque hay algunos que han sido reincidentes”, dijo. En el mismo sentido aclaró que se discrimina entre desaparición de personas y fuga de hogar, tras explicar que a la primera de las nombradas “está estipulado en las convenciones internacionales que hay que darle tratamiento de delito”.
“La diferencia está que cuando llega la situación a la comisaría uno evalúa que vienen a decir los padres. Si refieren que desapareció un niño de 5, 9 ó 10 años de edad, es muy raro que se trate de una fuga. Cuando hablan de un chico o una chica que por una puesta de límites, o una mala nota, o porque no lo dejaron salir al boliche, se lleva una mochila con ropa, estamos hablando de una situación de fuga que se da en chicos más grandes, de entre 13 y 17 años”, sostuvo. En estos casos, explicó que como primera medida se le da aviso a la policía local, y luego se hace una comunicación provincial o interprovincial al resto de la policía, y se comienza a buscar en el entorno más próximo del chico.
Por último Ovín también indicó que en los casos de fuga del hogar, al momento de hacer la búsqueda, es fundamental la vinculación con el colegio al que asiste el menor y subrayó que en la mayoría de los casos aparecen dentro de las 24 horas y por tal no es necesario que se disponga la difusión en los medios de prensa.