Bravo le cortó la luz a una familia

Una vecina denunció ante la policía y la oficina fiscal de 25 de Mayo que sufre amenazas por parte del intendente David Bravo porque no quiere dejar una vivienda social que le había sido adjudicada y que él le reclama. La mujer afirmó que le cortaron desde la cooperativa eléctrica local el servicio y también desde Camuzzi, pero este último fue repuesto poco después.
La presentación la hizo el viernes pasado Roxana Mamani, de 42 años. La mujer afirmó que en diciembre de 2013 el intendente Bravo le pidió que le entregara la carpeta de la adjudicación de una vivienda del Barrio Municipal o Barrio Las 40, que había conseguido en un sorteo en 2012. “El necesitaba esa vivienda para otra persona, ante esto me negué debido a que poseo otra vivienda ubicada en la calle Guatraché 279, la cual en un primer momento alquilaba, pero por sugerencia de él dejé de pagarla, ya que me dijo que no tenía porqué pagar debido a que se trataba de una casa de barrio”, indicó en la denuncia.
La vecina dijo que la vivienda adjudicada, ubicada en la avenida Santa Rosa Sur, se la había cedido en préstamo a su hijo para que dejase de alquilar. “Bravo empieza a presionarme, amenazándome que si no le hacía entrega de la carpeta se iban a cerrar todas las puertas de trabajo, para mí como para mi familia. El día 23 de julio ante el temor de que él me desaloje, le solicité a mi hijo que abandone la vivienda para así habitarla yo junto a mi marido y mis demás hijos”, explicó.
Mamani indicó en la presentación que Bravo continuó con la “misma actitud” y que concurría a la casa de un vecino en ese barrio donde la amenazó “con mirada desafiante” y que en una oportunidad le dijo “tus hijos andan en la calle, dando a entender como una amenaza hacia ellos”.
La mujer indicó que hubo también “amenazas de hacer mermar los servicios básicos de luz y gas en la vivienda de la calle Guatraché” y que el jefe comunal “materializó privándonos de esos servicios básicos desde el día 23 y 24 de septiembre. Consultamos con personal de la Cooperativa de Servicios Públicos (Coospu) y la empresa Camuzzi. Al gas lo volvieron a conectar al día siguiente, previo reclamo, pero aún no poseo luz eléctrica. Esa casa está habitada por tres de mis hijos y la familia de mi hijo mayor Johathan Piña”.
Finalmente, Mamani dejó constancia ante la Policía que hace “responsable a David Bravo de cualquier cosa que pueda sucederle a mis hijos, debido a que todo lo que ha dicho hasta el momento se ha cumplido”.