Camioneros de Alvear protestan contra los acopiadores de granos

Camioneros se manifestaron en el acceso a Intendente Alvear para exigir un reparto más justo de los viajes cerealeros. Acusan a las acopiadoras de cerrar la mayor cantidad de tratos comerciales con el ferrocarril.
Otra vez la soja apareció en escena. Esta vez la disputa es por el transporte del cereal y el conflicto estalló en Intendente Alvear, donde un grupo de transportistas mantenía una protesta pacifica por la falta de viajes.
Los manifestantes se agruparon con sus camiones en cercanías del acceso Centenario, a pocos metros de la calle Mitre y de unos de los pasos a nivel. Allí, acamparon y prendieron fuego algunos neumáticos, a la espera de un acuerdo con la empresa que debe distribuir las cargas cerealeras.
“Cuando fue el conflicto del campo con el gobierno, los chacareros nos vinieron a pedir el apoyo para cortar las rutas porque ellos no se animaban. Ahora resulta que le dan los viajes a Ferroexpreso y nos dejan con las manos vacías”, dijo uno de los voceros de la protesta.
Los transportistas se ubicaron a un costado de las vías por donde circulan en forma habitual las formaciones con los vagones cargados de cereal. “En ningún momento se trató de cortar las vías o de impedir el paso del tren. Lo que estamos realizando es un reclamo por un reparto más justo de los viajes y asegurar el sustento para nuestras familias”, agregó el vocero.

Carga de soja.
Durante la tarde de ayer, una delegación de los dueños de los camiones se reunió con el gerente de la firma Grainco Pampa, para exigir que no los marginen del transporte de los granos. En las vías esperaba por partir una formación de unos 30 vagones llenos de soja.
Alrededor de las 17, se hicieron presentes efectivos de la Policía Federal para hablar con los transportistas. Los uniformados conversaron largos minutos con algunos de ellos, quienes le manifestaron la posición que mantenían.
De acuerdo a una de las fuentes, la empresa Ferroexpreso Pampeano habría instruido a sus representantes legales para efectuar una denuncia por lo que entendían era un intento de bloquear los viajes de sus formaciones, algo que fue desestimado por los camioneros que protestaban. Por la mañana habrían estado en los tribunales piquenses, pero luego la denuncia habría sido realizada ante la justicia federal.
Sobre las 18 se informó que las negociaciones con la empresa acopiadora habían tenido una salida con la promesa que se otorgaría un cupo de viajes a los transportistas, por lo cual se evaluaba levantar el reclamo. Algunos de los manifestantes mantenían una posición de mayor dureza en el sentido de que la “promesa” de otorgar cargas ya la habían “escuchado hace unos meses y no se cumplió”.