Campaña de vacunación

CONTROL CONTRA LA RABIA EN CASTEX

Cuatro veterinarios realizaron el control antirrábico de mascotas en el barrio Federico Pfeiffer, después que se confirmará desde el Instituto Pasteur un nuevo caso positivo de virus rábico en Eduardo Castex.
“Las vacunas se trajeron desde (la dirección de) Epidemiología (del Ministerio de Salud de La Pampa) de Santa Rosa y se hizo un trabajo muy rápido, donde los dueños tuvieron que firmar la planilla donde consta que la mascota fue vacunada y queda plasmado el lote y datos de la vacuna. Ahora los veterinarios tienen vacunas para que le apliquen la dosis a las mascotas de las personas que no encontramos en sus domicilios”, explicó ayer la encargada del departamento de Medio Ambiente de Eduardo Castex, Alicia Mayor.
La entrevistada contó que un vecino castense “encontró un murciélago en su vereda y lo mató, y lo acercó ( a la oficina de Medio Ambiente municipal) para seguir el protocolo que se aplica en todos los casos”. La dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud de La Pampa hizo examinar el murciélago en el Instituto Pasteur en Buenos Aires, y el estudio arrojó resultado positivo.
El miércoles se realizó el procedimiento de bloqueo antirrábico. “El protocolo -continuó Mayor- establece que se debe vacunar desde el sitio donde se encontró el murciélago a 200 metros alrededor, y lo hicimos con cuatro veterinarios locales durante el horario de siesta para encontrar a la gente en su domicilio”, dijo Mayor.
Mayor anticipó que -el próximo jueves- continuará la campaña de vacunación antirrábica y desparasitación en la zona céntrica de Eduardo Castex. En el edificio municipal se procederá a vacunar a las mascotas cuyos propietarios están comprendidos entre las calles Rivadavia y Antártida Argentina y desde el Boulevard Hipólito Irigoyen hasta Avenida del Trabajo. Destacaron que las mascotas se deben vacunar desde los 3 meses y después cada año. “En caso de ser infectadas y sin vacunar las mismas pueden trasmitir el virus al humano fundamentalmente por mordeduras, arañazos o lameduras de la piel lastimada”, destacó.
“Ante cualquier agresión sufrida por un perro, gato o animal silvestre, se debe lavar la herida con abundante agua y jabón y concurrir al centro de salud más cercano y brindar al médico tratante toda la información posible sobre la mascota que produjo la herida”, destacó.