Cometieron crímenes pero son presos modelo

JUAN JANSSEN, JULIO SEGOVIA Y MARCELO TOMASELLI SON NOMBRES QUE PERMANECEN EN LA MEMORIA PAMPEANA

Acusados por homicidios y violación varios de los hombres más repudiados de La Pampa cumplen sus condenas estudiando y trabajando. Janssen, Segovia y Tomaselli son presos que han tenido informes favorables durante sus primeros años de reclusión.
GENERAL PICO – Los imputados y condenados por algunos de los crímenes más terribles ocurridos en esta ciudad y otras localidades pampeanas siguen sus vidas en el encierro y tienen en común la buena conducta. Una consulta acerca de las condiciones de prisión de Juan José Janssen, juzgado por homicidio y abuso sexual, de Julio Oscar Segovia, por abuso sexual de sus dos hijastras, y Marcelo Tomaselli que asesinó a su esposa, confirmó que todos los presos han tenido informes favorables durante sus primeros años de reclusión. Las condiciones de las condenas de Janssen y Tomaselli, con cadena perpetua no les permitirán estar en libertad hasta que cumplan los 35 años de sentencia pero sí podrán, según su conducta, pasar sus últimos días en alguna institución penitenciaria como el Instituto Correccional Abierto. Pero no tendrán el beneficio de libertades temporarias, según lo establece el Código Penal.
Tomaselli fue condenado en junio de 2012, entonces tenía 26 años y meses atrás había asesinado con una docena de puñaladas a Carla Figueroa, su esposa y madre de su hijo. En principio comenzó a cumplir su sentencia en una unidad de Neuquén pero hace tiempo regresó a la provincia y quedó alojado en la colonia de la Unidad 4 de Santa Rosa. Conforme a su condena Tomaselli podría recuperar la libertad cuando tenga más de 60 años, por ahora pasa sus días estudiando para terminar su nivel secundario. Además, una fuente consultada señaló que estando preso volvió a formar una familia.

Unidad especial.
Janssen y Segovia no están alojados en La Pampa, porque los condenados por delitos contra la integridad sexual tienen cupo para unidades penales que tienen pabellones especializados para ese tipo de reos, considerando que se les aplica un proceso de resocialización específico. Ambos están en el anexo Senillosa de la prisión regional U9 de Neuquén, pero en pabellones separados.
Janssen fue condenado a perpetua en noviembre de 2013, sentenciado por el homicidio de Sofía Viale (12 años) y el abuso sexual de otra menor de 14 años. El hombre ya tenía antecedentes por delitos contra la integridad sexual. En ese momento tenía 32 años, o sea que podría salir de prisión cuando tenga 67 años.
El condenado estuvo alojado en la U6 de Rawson, en Chubut, pero hace algunos meses fue admitido en la unidad neuquina. Por ahora no ha tenido reportes negativos en cuanto a su conducta y por las características del lugar donde cumple su sentencia tiene que realizar trabajo obligatorio.
Por su parte Segovia, el hombre conocido como “El Chacal”, fue sentenciado en julio de 2014. El imputado, de 51 años, fue investigado y hallado culpable de abusar sexualmente de sus dos hijastras en forma sostenida durante varios años y producto de ese delito las menores quedaron embarazadas y en total tuvieron tres hijos de Segovia.
El hombre fue condenado a 24 años de prisión, sentencia que primero cumplió alojado en una comisaría del norte provincial hasta que pudo ser trasladado a Senillosa, allí realiza los trabajos obligatorios y estudia.

Compartir