Condena en suspenso por lesionar a su pareja

(General Pico) – El juez de audiencia de General Pico, Marcelo Pagano, condenó a dos años de prisión en suspenso a un empleado rural que amenazó y le provocó lesiones a su pareja.
El magistrado penó a Miguel Angel Ubeda de 35 años, como autor de los delitos de lesiones leves, agravadas por haber sido cometidas contra la persona con quien mantiene una relación de pareja, amenazas agravadas por el uso de arma y coacción.
Así el juez hizo lugar al pedido de la fiscal Ana Laura Ruffini, que en los alegatos finales había pedido una pena de dos años en suspenso. El defensor Guillermo Costantino se había pronunciado por la absolución del cargo de amenazas, y una condena de seis meses en suspenso por ser autor confeso del delito de lesiones leves.
Según el magistrado, con las pruebas debatidas a lo largo del proceso, quedó acreditado que Ubeda agredió a su pareja mediante “golpes de puño en la cabeza” y además le torció el brazo derecho”. Luego la encerró en una habitación, y una vez que salió la amenazó de muerte mientras la tomaba del cuello y le apoyaba un cuchillo.

Agresiones.
Un hijo de la damnificada, fue hasta la casa una vecina, desde donde dio aviso a la policía. Luego la vecina se dirigió a la vivienda donde ocurría el conflicto, y observó que Ubeda salía del dormitorio con su pareja, mientras empuñaba un cuchillo. Le pidió al imputado que bajara el cuchillo, a lo cual accedió el acusado.
Luego la mujer aprovechó esa circunstancia para irse a la casa de su vecina con sus hijos, con excepción de la menor, que fue tomada por Ubeda y le exigió a su pareja que no convocara a la policía, puesto que caso contrario mataría a la beba.
Durante el debate que se realizó en los tribunales de esta ciudad, Ubeda admitió que el 8 de febrero del año 2014, de regreso a su casa tras de comer un asado con familiares, discutió con su pareja. Además dijo no recordar detalles del hecho investigado porque se encontraba en estado de ebriedad, y aseguró haberse ido “de manos”.
En el fallo, el juez refirió que la declaración de la damnificada durante el juicio, discrepó bastante con los términos de la denuncia que ella misma formulara. Sobre esto dijo que la mujer trató de “minimizar la situación con una inocultable intención de favorecer al acusado, con el que actualmente convive y tiene hijos en común, uno de ellos llegado luego de la ocurrencia de los hechos ventilados”.

Compartir