Condenada por homicidio culposo

UNA MUJER FUE CONDENADA POR CAUSAR UN ACCIDENTE FATAL EN LA RUTA 188

(General Pico/Agencia) Las partes presentaron un acuerdo de juicio abreviado que fue aceptado por el juez de control Diego Ambrogetti. Días atrás, el magistrado recibió en una audiencia de visu en los tribunales piquenses, a los familiares de la víctima, quienes prestaron conformidad con el acuerdo.
La Justicia piquense condenó a la pena de dos años de prisión en suspenso y a seis años de inhabilitación para conducir un automóvil, a una joven oriunda de la provincia de Santa Cruz, a la cual se encontró responsable del delito de Homicidio Culposo en concurso ideal y Lesiones graves culposas, ocasionadas por la conducción imprudente, negligente, inexperta o antirreglamentaria de un vehículo.
Además el juez de control Diego Ambrogetti, le impuso como reglas de conducta, la obligación de fijar residencia y la de asistir a un curso de educación para la conducción de vehículos automotores en la vía pública. Estas reglas las deberá cumplir por el término de dos años.
El magistrado condenó a Marcela Soledad Díaz (28), a la pena de dos años de prisión en suspenso y la inhabilitó para conducir automóviles por el término de seis años, luego que las partes, Damián Campos, en representación del Ministerio Público Fiscal, y Walter Vaccaro, por la defensa, presentaran un acuerdo de juicio abreviado.
A este proceso judicial, se sometió un caso que ocurrió el 8 de marzo del año 2013, cuando la imputada, cerca de las 22 circulaba al mando de un automóvil marca Chevrolet Astra por la ruta nacional 188 en dirección de Este a Oeste junto a su esposo y sus dos hijos. En el momento que intentó sobrepasar un camión, a la altura del kilómetro 508, invadió el carril contrario y chocó contra un Volkswagen Senda en el que viajaban cinco personas. Los vehículos chocaron sobre la banquina sur, y como consecuencia del siniestro, uno de los ocupantes del Volkswagen, Orbelindo Matías Arrieta, perdió la vida. Además Felix Gómez Sosa, el conductor, y Graciela Marchisio, sufrieron lesiones de carácter grave.

Audiencias.
El 23 de diciembre del año anterior, se realizó una audiencia de visu a la que asistió Sosa, uno de los heridos, y días atrás, el magistrado coordinó otra audiencia similar, a la que asistieron familiares de la víctima fatal de este accidente vial.
Una de las pruebas que se incorporó en este proceso, fue la declaración de una persona que viajaba detrás del Chevrolet que conducía Díaz, y observó con precisión la secuencia del accidente. El testigo manifestó que la mujer intentó el sobrepaso de un camión jaula, y que se quedó sobre el carril contrario por un trayecto de 200 metros. Además indicó que la mujer tuvo tiempo suficiente para superar al rodado mayor, y que él aminoró la marcha, para darle espacio al Chevrolet y de ese modo lograra ubicarse otra vez sobre su carril, y de esa manera evitar la colisión.
El juez consideró correcta la calificación de los hechos, como así también el monto punitivo que acordaron pedir las partes en el pedido de juicio abreviado. De esta manera, tras entrevistar a las partes, aceptó el acuerdo, y le impuso una pena de dos años de prisión en suspenso a la imputada, y la inhabilitación para la conducción de vehículos automotores.