Condenado por violencia de género

EL HECHO OCURRIO EN COLONIA BARON Y LA DAMNIFICADA SE FUE A VIVIR A SALTA

(General Pico) – Diego Ambrogetti, juez de control de la segunda circunscripción judicial de la provincia, en el marco de un caso de violencia de género, condenó ayer a un año de prisión de ejecución condicional a un hombre que le provocó lesiones leves a su concubina y la amenazó de muerte a ella y a la hija que tenían en común. El hecho violento por el cual se condenó al imputado, ocurrió en Colonia Barón y la damnificada, tras denunciarlo ante las autoridades policiales, se fue a vivir a la provincia de Salta, a la casa de su madre.
El magistrado, en el marco de un acuerdo de juicio abreviado al que arribó la fiscala Ana Laura Ruffini y el defensor oficial Walter Vaccaro, condenó a Angelo Lucinio Barbero, a la pena de un año de ejecución condicional, por la comisión de los delitos de lesiones leves agravadas por la relación de pareja existente con la víctima, amenazas agravadas por el uso de arma y amenazas simples en concurso real.
Además le impuso como regla de conducta por dos años, la obligación de fijar domicilio, una prohibición de acercamiento y de comunicación y de contacto para con la víctima, y además la obligación de someterse a un tratamiento psicológico destinado a que no vuelva a incurrir en hechos de violencia contra las mujeres.
El legajo judicial se inició a raíz de un hecho que ocurrió durante la noche del 7 de marzo en Colonia Barón, en el interior del domicilio en el que el imputado vivía con su pareja y con la pequeña hija que tienen en común.
El hombre la agredió mediante golpes de puño en la cara y en el torso, y amenazó de muerte a la joven y a la pequeña de dos años, mientras le apoyaba un machete de grandes dimensiones sobre su cuello. Al día siguiente, Barbero reiteró las amenazas contra su pareja, quien alentada por los vecinos, se decidió a radicar la denuncia policial.

Relación violenta.
El juez en el fallo señaló que los hechos quedaron corroborados a partir de distintos elementos, como la denuncia que radicó la víctima en la dependencia policial de Colonia Barón, donde se refirió a distintos hechos de violencia que sufrió por parte de Barbero, y dijo que en un oportunidad el hombre la bañó con alcohol etílico con la intención de prenderla fuego.
También incorporó la declaración testimonial de la víctima, quien se fue a vivir a la provincia de Salta, las entrevistas a los dos vecinos que asistieron a la mujer luego de sufrir el último episodio violento, y el certificado médico firmado por el profesional Guillermo Corigliani, que examinó a la mujer y corroboró que presentaba lesiones leves.
Días a tras se celebró una audiencia de visu en la cual el imputado prestó conformidad al acuerdo al que llegaron las partes. El juez también contó con el consentimiento de la damnificada que aceptó los términos del acuerdo en el que se determinó imponerle a Barbero una pena en suspenso y medidas restrictivas que le impidan acercarse a la mujer.