Condenaron a tres años de prisión a un abusador

(General Acha) – La Justicia condenó a un hombre a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional por haber abusado sexualmente de la hijastra, cuando la menor tenía diez años, y vivía en la misma vivienda que el abusador. El hecho ocurrió hace seis años, pero recién fue denunciado por la madre en el 2010.
La sentencia (77/2013) fue dictada por Cámara en lo Criminal 1 de la ciudad de Santa Rosa
-responsable de hacer los debates en aquellas causas residuales, anterior a la implementación del nuevo Código de Procedimiento Penal en La Pampa-, constituida por los jueces Elvira Rossetti de González -en carácter de presidenta sustituta-, Miguel Angel Vagge -juez subrogante- y Miguel Angel Gavazza -juez sustituto-.
En ese mismo fallo el Tribunal impuso que el padrastro de la víctima tiene la obligación de fijar un domicilio, del cual no se podrá ausentar sin previo conocimiento del Patronato de Liberados de La Pampa. Además, tendrá que someterse al cuidado de ese organismo, ante el cual deberá presentarse mensualmente durante el término de tres años. Para el caso que no cumpla con esta medida, se revocará la condicionalidad de la ejecución de la pena, y quedará privado de la libertad.
La sentencia fue leída el 18 de este mes, en la sala de audiencia perteneciente a la Cámara en lo Criminal 1 de la Ciudad Judicial con asiento en Santa Rosa. Durante el juicio el imputado estuvo asistido por los abogados César Augusto Rodríguez y Juan Veneri, quienes ejercieron la defensa técnica del implicado.

Delitos.
Los magistrados le atribuyeron al consignatario de hacienda (37 años) haber cometido los delitos de abuso sexual agravado por la convivencia con la víctima (artículo 119, primer párrafo, en relación con el inciso “f” del cuarto párrafo y último párrafo del Código Penal Argentino).
En cuanto a la valoración de la pena, los jueces señalaron que debía tenerse presente que el imputado no registra antecedentes penales y ha sido condenado por un delito doloso, abusando de una menor y aprovechando las circunstancias que su convivencia con ella le brindaba. Por ese motivo, opinaron que era justo aplicarle al acusado la pena de tres años de prisión de ejecución condicional con costas.

Absolución.
Fuentes confiables también informaron que en ese mismo fallo, el Tribunal absolvió al imputado por el delito de abuso sexual, agravado por la condición de padre y guardador en perjuicio de su propia hija, cuando en ese entonces la niña tenía tres años.
La resolución aún no se encuentra firme, de modo tal que podría ser recurrida por las partes dentro de los plazos previstos por el Código Procesal Penal.