Construirán nuevo edificio para el Registro Civil

GENERAL PICO: VARIOS AÑOS DE PEDIDOS PARA MEJORAR INSTALACIONES

Luego de muchos años de reclamos el Registro Civil podrá contar con un espacio más amplio para beneficio de la población que acude a realizar sus trámites. El juez de Paz local, Jorge Gaitán, indicó que esa es una obra que se desarrollará en la siguiente gestión y que ha sido pedida por una década.
“Hoy nos encontramos con que el próximo gobernador a asumir en la provincia (Carlos Verna) ha tomado el compromiso de hacer para esta ciudad un Registro Civil y Juzgado de Paz como corresponde. En realidad, no se trata de una oficina bonita para el juez de paz, acá hay que tener algo cómodo para el personal y para la gente que asiste a la dependencia”, afirmó.
Justamente el espacio para atención al público fue uno de los detalles de la obra que Gaitán mencionó al arquitecto Ricardo Deballi, funcionario municipal que intervino en la planificación del edificio que actualizará la sede del Concejo Deliberante y otras dependencias gubernamentales.
El juez de Paz señaló la importancia de esta mejora, porque los vecinos realizan trámites en los cuales se aportan datos personales y el registro actual no permite privacidad a la persona que debe aportar esa información de forma oral.
“El reclamo del edificio nosotros vimos que lo habían hecho otros jueces de Paz, y lo continuamos de forma constante y de manera pública”, señaló el funcionario. Sólo en una oportunidad se autorizó a sacar los mostradores, que son innecesarios, pero era una temporada con mucha concurrencia y realizar esa obra era imposible con tanta afluencia de personas a las que atender. Pasado ese tiempo no se pudo realizar modificaciones.

Cambio de DNI.
Gaitán explicó que el inicio de su actividad en ese cargo tuvo como particularidad el cambio de documentos que generó algunas situaciones difíciles de resolver porque en principio había poco equipamiento y las capacitaciones para el personal no fueron las mejores.
También había problemas con el edificio porque su espacio quedaba pequeño al tener que contener a unas 120 personas que llegaban cada día para tramitar su DNI y realizar otros trámites. Si bien en ese momento se logró tener contacto con la gente del Ministerio del interior en Buenos Aires, lo cual fue positivo para agilizar el trabajo.
Antes de finalizar su período como juez también le tocó afrontar los cambios previstos por el nuevo Código Civil, con innovaciones importantes en nacimientos y casamientos. En los cuatro años se produjo un aprendizaje importante, señaló Gaitán, y se trabajó por resolver las situaciones que dependían del Registro Civil local, a diferencia de aquellas que estaban en manos de otras autoridades.
Sobre la renovación del DNI, pensando en que hubo diferentes plazos de vencimiento, Gaitán dijo que con las extensiones se producía una llegada masiva de personas que esperaban hasta último momento para realizar su trámite. Pero con el límite actual, hasta marzo del 2016, ya no se ha visto mucha concurrencia y se están atendiendo a unas 30 personas por día.
Eso también es un indicador de que gran parte de la población ya pudo renovar su documento. Al mismo tiempo, Gaitán señaló que en las elecciones se vio a algunos votantes que aún se presentan con el antiguo DNI verde.