Cortaron el Puente Dique

(25 de Mayo / Redacción) – Los padres y docentes que componen la comunidad educativa de la Escuela 110 y de otros establecimientos que se solidarizaron, cortaron ayer la ruta nacional 151 a la altura del Puente Dique sobre el río Colorado. La decisión fue tomada en una asamblea popular porque acusan a la Provincia de no cumplir promesas de reponer el sistema de calefacción, cuya rotura derivó en la suspensión de las clases por tercera semana.
Al cierre la manifestación con el corte en el Puente Dique era protagonizada por una gran cantidad de padres y alumnos. Desde ese ámbito aseguraron que "está decidido que se continuará con la medida hasta que Educación ponga la calefacción".
Todo se inició hace dos semanas cuando se quemaron las turbinas del equipo de calefacción lo que, ante las bajas temperaturas, obligó a las autoridades educativas a suspender las clases. El sistema tiene 40 años y no hay repuestos en el mercado, pero los reclamos de una reparación general son de larga data.
La situación derivó en manifestaciones de los padres y cruces de opiniones encontradas de familiares y docentes con funcionarios de Educación. Pero el tema tocó su máxima tensión el viernes cuando desde Educación enviaron como solución un caloventor a garrafa, que derivó en que padres y docentes consideraron "algo irrisorio", por lo que tomaron la escuela en horas de la mañana.
Ante esto, la Provincia fletó un avión con un grupo de funcionarios quienes poco después del mediodía encabezaron una reunión en el patio de la escuela. Allí, la directora general de Educación Primaria, Elizabeth Alba; Lara Lasierra, responsable del área de Escolar, y la subsecretaria de Educación Técnico Profesional, Silvia Damelio, afrontaron duras críticas de esa comunidad quienes les exigieron respuestas realizables y creíbles. Tras más de dos horas de discusión lograron firmar un acta de compromiso.

El acta.
El primer punto concedido por Educación fue la "reparación y prueba de la turbina para el lunes (ayer)". El gobierno pidió un "plazo de 7 días sin actividades escolares para la instalación de calefactores", una medida alternativa para poder reiniciar las clases el lunes 31 de agosto.
Otra de las promesas es "el cambio de caldera por una nueva, que ya se encuentra con presupuesto para su adquisición, aclarando que el abastecimiento e instalación demorará tres meses".
Asimismo habían dejaron constancia que "la toma de la escuela 110 y el CEP (secundario) continuaría hasta ayer", como una manera de constatar que Educación cumpla con lo prometido, y que de no cumplirse con lo pactado en esta reunión, padres y docentes cortarán rutas en protesta y para exigir el inmediato cumplimiento de lo requerido".

Asamblea y corte.
Ayer a la mañana esperaban a la directora Alba, pero eso no ocurrió. La ministra Jacqueline Evangelista envió una nota a la escuela en la que anunciaba una nueva tardanza lo que acentuó el descontento. La misiva señalaba que "un técnico, Armando Haberkorn, quien tiene a su cargo la reparación de la rotura de la turbina de la caldera, por razones inherentes al trabajo que está realizando el proveedor sobre el bien, nos ha informado que estará presente en la localidad finalizando la jornada".
Con respecto a la adquisición de la nueva caldera, Evangelista les aseguró que "en el plazo de las 48 horas" visitarían la escuela técnicos del Ministerio de Obras Públicas y especialistas en sistemas de calefacción quienes harían una evaluación de factibilidad y dar así cumplimiento a los pasos administrativos necesarios.
Sin embargo, cuando poco después del mediodía, en una asamblea, los padres escucharon el mensaje de Evangelista, se sintieron defraudados y comenzaron a deliberar.
Finalmente, ofuscados, decidieron una medida más drástica a la anunciada: el corte de la ruta nacional 151 en la entrada al Puente Dique en lugar de la provincial 34, es decir uno de los accesos a 25 de Mayo.
Una fuente aseguró a LA ARENA que paralelamente a esta medida familiares, alumnos y docentes de otras escuelas primarias y secundarias se sumaron a un abrazo solidario a la Escuela 110.
A las 14, mientras un grupo de padres quedó en la escuela otro se dirigió en caravana al Puente Dique y efectivizó el corte. En principio establecieron que impedirían el paso de todos los rodados por una hora y liberarían la ruta por 15 minutos, lo que ocasionó largas colas de vehículos.
"El Ministerio de Educación ya no tiene credibilidad en 25 de Mayo, los padres están enojadísimos porque entienden que les han tomado el pelo durante unos tres años de reclamos constantes por la calefacción. El corte de rutas es realizado por padres y es pacífico, es decir ellos les explican a los automovilistas el motivo por el que realizan la medida de fuerza y les solicitan su solidaridad", concluyó una fuente confiable.