Costán: “Habrá un repunte de las ventas”

EMPRESA METALURGICA DE GENERAL PICO CAPTO MERCADOS EN EL NORTE ARGENTINO

El titular de la fábrica que funciona en el Parque Industrial dijo que el nivel de ventas se mantuvo. La empresa fabrica una tranquera metálica que tuvo muy buena aceptación en provincias del norte y en zonas de incendios forestales.
El empresario Mauro Costán, titular de una firma bulonera piquense ligada al rubro del agro, indicó que en el primer semestre del año el nivel de ventas se mantuvo respecto al año anterior. Dijo que los aumentos tarifarios no afectaron en gran medida al funcionamiento de la empresa que nació hace casi tres décadas. Aventuró que “habrá un repunte en las ventas”.
Costán es titular de la firma familiar Agrobulón, que está emplazada en el sector del Parque Industrial y que cuenta con un plantel de 12 empleados. La empresa ya tiene 29 años de trayectoria en el rubro, y la fundó Abel Costán, padre de Mauro, quien era empleado de la desaparecida firma Luna Hermanos y que luego se transformó en la actual Cooperativa de Trabajo La Histórica. En la década del 90, la empresa se enfocó en la fabricación de bisagras para tranqueras y otros insumos para la carpintería del sector agroganadero, y a partir de ello logró expandirse.
Consultado sobre el nivel de ventas y el actual funcionamiento de la planta, indicó que “respecto al año anterior las ventas vienen un poco mejor”.
“Arrancó como muy bueno en enero y febrero. La corrida del dólar hizo que muchos compraran por las dudas que aumentaran las cosas, y después se tranquilizó en marzo. En mayo las ventas tuvieron un pequeño repunte y no logró despegar, estamos como todo el mundo esperando el segundo semestre”, dijo.
“Suponemos que va a haber un repunte de las ventas, porque con el tema que se le sacaron las retenciones al maíz, cuando se venda la cosecha del maíz, el agro va a tener un movimiento importante en cuanto a compras”, agregó.
Costán además indicó que las proyecciones de crecimiento “siempre te las da el mercado”, y aseguró que “hay que tratar de adecuarse a la demanda”.

Aumento de tarifas.
La empresa piquense que tiene un manejo familiar, cuenta con 12 empleados y desde hace tres años comenzó a fabricar “las tranqueras galvanizadas, un producto que no hay en el país” y que tuvo una buena recepción en las provincias del norte, como Entre Ríos, Chaco y Santiago Del Estero, en las cuales la firma tiene la mayor parte de sus clientes.
“Algo similar se hace en el país con licencia de Nueva Zelanda con precios bastante superiores y hemos tenido muchísima aceptación en el mercado. La tendencia en los campos del monte es tener implementos metálicos y esto viene bastante bien. Se vende mucho en zonas de montes, en zonas marginales y de incendios forestales”, dijo. La empresa también fabrica bisagras, bulonería y otros tipos de artículos rurales.
El empresario local manifestó que tras la adecuación de tarifas energéticas, el gasto de luz, principal insumo para funcionar, “no fue algo exorbitante”.
“Si bien nos aumentó la luz, no fue algo exorbitante. Los costos normales que uno tiene, cuando ve el recibo de la luz, que es lo básico que tiene para trabajar como un insumo tan primordial para nosotros, no tiene un costo que tenga demasiada incidencia”, puntualizó.

Orígenes y expansión.
La empresa nació hace 29 años como una fábrica de tuercas, que en sus era proveedor de la bulonería Cid y Benito, una de las más grandes de la región. Luego la firma comenzó a buscar ampliar la zona de influencia y alcanzar otros horizontes comerciales. El despegue inicial se dio a partir de la compra de un colectivo de reparto que le permitió ampliar la zona y llegar a gran parte de la provincia de Buenos Aires y sur de Córdoba. Luego Agrobulón terminó de afianzarse con la expansión a las provincias de Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Santiago Del Estero y norte de Córdoba.
“Ahí se dio el gran despegue de la empresa, porque llegamos en un momento en el que se dio el fenómeno que la soja había desplazado a la ganadería hacia el norte, a campos más marginales. Cuando llegamos los campos en el norte se estaban empezando a armar. Llegamos en un momento en el que las carpinterías en el norte estaban algunas naciendo y hoy abastecemos a la gran mayoría de las carpinterías de aquella zona”, señaló el empresario.

Compartir