Crimen de Villalba: testigos declararon ante la Fiscalía

(General Acha) – La Oficina Unica del Ministerio Público Fiscal de esta ciudad avanza con la investigación iniciada a partir del crimen del joven Mario Villalba (28 años), registrado hace unos días en el parque Campos de la localidad. Dos testigos prestaron declaración ayer, mientras que el médico que atendió a la víctima cuando ingresó herida al hospital, ya lo hizo el martes a la tarde.
De todas formas no se descarta que en los próximos días se reciban más declaraciones a las personas que se encontraban en el lugar cuando Villalba recibió las puñaladas en el tórax que le provocaron la muerte.
Fuentes confiables también informaron a esta corresponsalía que la esposa de la víctima, Marcela Gallero, se constituyó recientemente como querellante particular con el patrocinio legal del abogado Javier Bassa.
Asimismo el juez de Control, Alvaro José Reyes, hizo lugar a las diferentes medidas, algunas de ellas periciales, solicitadas oportunamente por la Fiscalía pero que no se dieron a conocer para preservar la pesquisa. La causa quedó en manos del fiscal Máximo Paulucci, debido a que su par Juan Bautista Méndez (intervino cuando ocurrió el asesinato), se encuentra en uso de su licencia.

Formalización.
El fiscal Méndez -en funciones en ese entonces-, encuadró en primera instancia como “homicidio agravado por alevosía”, el crimen que ocurrió el domingo 27 de enero en el parque Campos y que costó la vida de Mario Villalba, de 28 años. La evaluación de reincidencia por parte de Padín, hizo que se lo mantenga en prisión hasta el juicio por esta causa.
No obstante, Méndez manifestó en la calificación del delito, la alterativa de homicidio simple, pero remarcó que se debía tener en cuenta que el reo se dio a la fuga tras haber herido de muerte a Villalba con dos puñaladas sobre el tórax.
Asimismo, sentenció que Padín no podía gozar de beneficios como la libertad condicional, por los antecedentes penales que registra el imputado. “Que la prisión preventiva sea fijada hasta el momento del juicio”, aseveró.
El fiscal indicó durante la audiencia de formalización llevada a cabo hace unos días en la sede judicial achense que a través de la consulta con el Registro Nacional de Reincidencia, Padín contaba con una pena de monto punitivo muy alto, una condena anterior, por nueve años de prisión y una posterior por tres años de cárcel.

Disculpas.
Por su parte, “El japonés” -asistido por su defensor Gastón Gómez-, pidió disculpas a los familiares de Mario Villalba. “No fue mi intención matar a nadie”, afirmó y dijo que decidió no presentarse espontáneamente a la Justicia, por temor a represalias que la gente de General Acha podría emprender contra su persona.
“No me entregué por miedo a las represalias del pueblo”, sostuvo y añadió que lo hizo una vez reunidas las garantías ofrecidas a través de Derechos Humanos, manteniendo comunicación con el titular de la Secretaría pampeana, Mario Canoba.
Al finalizar la audiencia, en una síntesis, Reyes dijo que Padín podía obstaculizar la investigación y el juicio en su contra, por lo que opinó favorablemente con relación a mantener la prisión preventiva del acusado, hasta ahora único imputado en el crimen de Mario Villalba.