Denuncian contaminación del Colorado

"SEVERO PROBLEMA AMBIENTAL"

La ciudad de 25 de Mayo estaría vertiendo los efluentes cloacales al río Colorado sin ningún tratamiento, como también su vecina rionegrina de Catriel, que posee una planta pero no funciona en un 100 %. Así lo denunció el portal Catriel-25 Noticias que en un extenso artículo señaló que se trata de un “severo problema ambiental”.
La ciudad de 25 de Mayo -señala el medio- tiene sistema de cloacas en toda la zona urbana y una vieja planta de decantación que no se utiliza desde hace varios años. Sólo quedan unos pocos pozos ciegos en el sector de quintas, considerado hoy zona urbana.
“Los líquidos cloacales llegan a un canal colector y por una cañería de cemento de 50 centímetros de diámetro que corre paralela a la avenida Santa Rosa Oeste (con varias cámaras a lo largo del recorrido para trabajar en eventuales taponamientos) se dirigen hasta el sector rural donde se encuentran hornos de ladrillos. En ese lugar caen a un profundo canal a cielo abierto y recorren unos cinco kilómetros hasta llegar al río Colorado. Según informaron oficialmente, el canal lleva varias décadas en esta condición”, señala el artículo de C25N.
“En la localidad de Catriel, distante 30 km de la localidad veinticinqueña, existe una planta cloacal a metros de la zona urbana, que sólo decanta sólidos. A través de un ducto, éstos van a un canal a cielo abierto que, en forma paralela al río, recorren unos 300 metros para luego llegar a las aguas de un brazo del río”, agrega.

Las consecuencias.
En el artículo de C25N, también se hace mención a las consecuencias que trae aparejada la contaminación del río. “El vertido de estas aguas residuales está impactando en la calidad de agua. Estas aguas residuales aportan una importante carga microbiana y compuestos orgánicos e inorgánicos que modifican la composición del agua. Basta con saber la proliferación de colonias de algas en el Dique Casa de Piedra y en la planta de tratamiento de Aguas del Colorado en Pichi Mahuida”, remata.
Para tener una voz oficial sobre el asunto, un cronista de este diario llamó en reiteradas oportunidades a autoridades de la empresa Aguas del Colorado pero, lamentablemente, no hubo respuesta.