Denunció golpiza policial

TRABAJADOR MUNICIPAL DE INTENDENTE ALVEAR

Un empleado municipal de Intendente Alvear denunció el viernes, a policías de la dependencia local por golpes ante la Unidad de Atención Primaria de la Oficina Unica del Ministerio Público Fiscal de General Pico. El jornalero Raúl López (31) indicó que fue golpeado -sin razón alguna, dijo-, en reiteradas oportunidades por uniformados, según consigna el sitio El Norte en Movimiento.
El vecino relató ante la fiscalía que “el miércoles a las 12.30 circulaba en mi motocicleta con mi amiga Mercedes Quiroga, por la calle enfrente de la cancha del club de Ferro, doblé hacia el colegio 196 y vi la patrulla. Giré hacia la derecha y cuando llegué a mitad de cuadra se me acercó el móvil, frené y me paré para preguntar por qué lo hacía y un policía se bajó enojado y empujándome diciéndome que yo lo había insultado, me dio un golpe de puño en la cara, me rompió el chaleco y el buzo”.
“Traté de pararlo, le insistía en que no lo había insultado que justo me iba a trabajar (al corralón municipal), y después se subió al auto y se fue a la otra esquina donde llegó una camioneta Amarok blanca que manejaba otro policía. Se acercaron a mí, traté de irme caminando, y me corrieron una cuadra y media y empezaron a pegarme de nuevo, agregándose otro policía”.

Esposado.
“Allí me esposaron y me siguieron golpeando en el rostro, patadas en la cabeza y me llevaron a la comisaría. Me metieron en un buzón, allí entraron los mismos policías siguieron golpeándome, me dejaron en calzoncillos”.
“A las 17 me entregaron una infracción de tránsito para demostrarme que por eso me habían demorado. A las 20.30 me liberaron y fui al hospital. Luego de revisarme no me entregaron el certificado médico diciendo que lo entregaba a la policía y tampoco me pudo hacer una placa radiográfica en mi brazo izquierdo porque no se encontraba el doctor, vendándome el brazo golpeado y marcado por las esposas dado a que yo se lo pedí porque me dolía mucho y también me dio un calmante”, indicó López.
Al día siguiente el hombre se presentó en la comisaría con su madre para radicar la denuncia y “me intentaron pegar nuevamente”.

Compartir