Doblas: el Concejo prohibió tenencia y uso de pirotecnia

OTRO PUEBLO CONTRA LA CONTAMINACION SONORA

El Concejo Deliberante local aprobó recientemente una ordenanza en la que prohíbe la tenencia y uso de pirotecnia. Así, Doblas es otra de las comunidades pampeanas que apostaron a reducir radicalmente la contaminación sonora y a predicar por el medio ambiente.
La información se conoció a través del sitio digital Doblas en Red. El cuerpo deliberativo sancionó la ordenanza 44/16 mediante la cual se establece la prohibición de tenencia y uso de pirotecnia en el ejido de la localidad. La iniciativa fue presentada por la bancada del Partido Justicialista, que integran los concejales Raúl Torres y Anelisa Gómez.
Vale señalar que todos los ediles convergieron en su aprobación. La nueva norma deroga la anterior que permitía el uso entre el 20 de diciembre y el 7 de enero. En dicha jurisdicción municipal hoy solo quedan permitidos los fuegos artificiales en espectáculos públicos, que deberán ser autorizados temporalmente por la municipalidad y en un espacio delimitado.
Entre los fundamentos que mencionaron los autores del proyecto se destacan la peligrosidad que estos artículos tienen para quienes los manipulan y los ruidos que causan provocando molestias para los vecinos y daños en animales domésticos.

Ambiente y educación.
En otra medida ambientalista que el Concejo tomó en la última sesión, hubo consenso unánime para abordarla optimización del arbolado urbano. Los ediles lo declararon de interés municipal y educativo, promoviendo la defensa, mejoramiento, ordenamiento, ampliación y recuperación de los componentes del arbolado y espacios verdes públicos, que forman parte del patrimonio municipal.
El proyecto aprobado por unanimidad corresponde al bloque Punto de Unión Doblense que integran Germán Taberna y Araceli Furch, establece acciones para lograr este cometido. Prevén la contratación de un técnico forestal, ingeniero agrónomo o paisajista para la elaboración e implementación de un proyecto de Reforestación Urbano.
Este comenzará a partir de la realización de un censo, de las especies arbóreas y arbustivas. También tomarán recaudos para manejar el arbolado público atendiendo a su poda, fertilización, despuntes, raleo, corte de raíces, plantaciones, sanidad, y otras.
También los ediles pretenden que la temática sea incluida en la gestión educativa de los distintos establecimientos locales. El proyecto contempla también la necesidad de desarrollar actitudes y acciones positivas hacia el arbolado público, para la cual se buscará la participación de las escuelas de nivel inicial y primaria, y el secundario.

Compartir