Ebrio protagonizó choques

SE ACCIDENTO 2 VECES EN 45 MINUTOS

(25 de Mayo) – Un joven vecino de esta localidad logró todo un récord al ser protagonista de dos incidentes viales en 45 minutos. Primero estrelló su automóvil, fue demorado y tras ser entregado a su novia como responsable, se subió a su moto con la que se accidentó a pocas cuadras de su casa.
Según confirmaron a LA ARENA fuentes policiales, ayer aproximadamente a las 6.30 un llamado alertó a la Comisaría Departamental de 25 de Mayo sobre un accidente en la esquina de Limay Mahuida y Casa de Piedra. Cuando llegaron se encontraron con un Volkswagen Gol Trend estrellado contra una columna de hormigón armado de alumbrado público.
También encontraron en el lugar al conductor, un joven de 25 años, quien presentaba algunas heridas leves producto de haber golpeado con su cabeza en el parabrisas por transitar sin el cinturón de seguridad colocado. Ante esta circunstancia la policía trasladó al accidentado al Hospital donde un médico certificó que presentaba un “fuerte aliento etílico”.
La vía de información reveló que ante esta circunstancia constatada por el profesional sanitario lo trasladaron a la sede policial donde le labraron un acta de infracción al artículo 88 del Código de Faltas Provincial, es decir por conducir en estado de ebriedad, y se le secuestró el vehículo. En esos momento se apersonó en la comisaría la pareja del joven por lo que, previa formulación de un acta, procedieron a la entrega a la mujer bajo su responsabilidad.
Todo parecía terminar allí, sin embargo a las 7.15 en la Departamental recibieron otro llamado reportando un accidente protagonizado con un joven en una moto de 150 cc. Los uniformados llegaron al lugar denunciado, la esquina de Embajador Martini y Victorica y se sorprendieron al advertir que el motociclista que estaba en el suelo era ni más ni menos que el mismo vecino que poco más de media hora antes habían contravencionado por chocar en estado de ebriedad y entregado en custodia a su novia.

¿Qué había pasado?
La fuente policial le dijo a LA ARENA que la mujer les contó que cuando llegaron a la casa el joven discutió con ella porque decidió volver a la comisaría a fin de ir a pedir explicaciones por la retención del automóvil y el acta de contravención. A pesar de los intentos de disuasión de la mujer el joven se subió a su moto y partió raudamente. No fue muy lejos porque unas tres cuadras más adelante, agarró un badén que desestabilizó la marcha y terminó en una aparatosa caída.
La policía nuevamente lo trasladó al centro asistencial Jorge Ahuad donde constataron que seguía bajo los efectos del alcohol y que solo tenía raspones en piernas y brazos a pesar de circular sin el casco reglamentario. Por tal motivo el hombre fue nuevamente sancionado con otra contravención al Código Provincial de Faltas, similar a la anterior.
“Realmente es algo que nunca había pasado. Se lo entregamos a la pareja y no lo pudo controlar, así que la segunda vez cuando vino la mujer a verlo le dijo de todo y lo alojamos en la dependencia hasta que se le pase el estado de ebriedad que tenía”, concluyó la policía.