Ecología clausuró la planta de biodiésel de Catriló

EXIGEN A FIRMA QUE "COMPLETE PLAN DE GESTION AMBIENTAL"

La planta de biodiésel de Catriló fue clausurada preventivamente ayer por funcionarios del gobierno provincial “hasta que complete el plan de gestión ambiental presentado en la Subsecretaría de Ecología”. Esta medida se da luego que el domingo a la tarde se derramara ácido clorhídrico por una falla en la tubería y se formara una nube tóxica que llevó preocupación y puso en riesgo a la población. Desde la empresa aseguran que cumplen con todos los requisitos exigidos para funcionar.
Ayer visitaron la planta el subsecretario de Ecología de la provincia, Fabián Tittarelli, junto a otros funcionarios del área y de otras carteras, como la Administración del Agua (APA). Según dijeron fuentes municipales, “la suspensión preventiva de actividades” de Enresa (Energía Renovable SA) se produjo porque nunca habrían presentado la documentación sobre el ácido clorhídrico y metanol, con lo cual deberán regularizar la situación. Además se intimó a la firma “a disponer en el plazo de cuatro días el material contaminado con ácido clorhídrico, siendo este un residuo peligroso”.
En tanto, agregaron los voceros, un profesional de la APA informó a las autoridades comunales que el acuífero no sufrió contaminación que sí afectó al aire.
También ayer se reunieron en la comisaría Catriló, Defensa Civil, integrantes de la empresa contaminante y Ecología provincial, donde el intendente Ricardo Delfino recriminó a los funcionarios provinciales, porque “hace tres meses cuando estuvieron en la planta informaron que todo estaba bien y ahora salen conque no se presentaron informes sobre materiales altamente peligrosos y no se tuvo en cuenta al Hospital Amada Gatica” en el supuesto simulacro realizado en julio. Delfino aseguró, además, que el lunes va a enviar todo el material necesario para la creación de la Subsecretaría de Medio Ambiente en la localidad.

“Controlado”.
Desde la planta de biocombustible ubicada en el predio de la aceitera Gente de La Pampa, dijeron que quedó “controlado” el derrame de ácido clorhídrico producido por una pérdida de la cañería. La nube tóxica que se había formado se disipó y ahora esperan que camiones transporten el ácido que fue neutralizado y se encuentra en la pileta de la fábrica.
Si bien en la tarde-noche del domingo la población se encontraba desesperada y preocupada por la situación luego del alerta emitido por personal de Defensa Civil local, con el correr de las horas llegó la tranquilidad. El arduo trabajo de Bomberos Voluntarios de la localidad con el apoyo de la Brigada de Materiales Peligrosos y las medidas preventivas de la firma lograron controlar el escape de ácido y transportarlo al lugar adecuado y evitar así lo que pudo haber sido un desastre.
“Las eventualidades existen y no fuimos ajenos. Lo importante que estuvimos preparados desde lo humano y en infraestructura para lograr contener el ácido y que no haya persona afectada. Puedo decir que junto con personal de Defensa Civil tomamos las medidas adecuadas”, señaló el vicepresidente de Enresa, Tomás Lorda.
El empresario explicó que tras la pérdida del ácido clorhídrico por la rotura de una válvula de la tubería, “todo fue al tanque contenedor de cemento con tapial. Allí lo neutralizamos con cal y tierra filtrante”. Agregó que se espera el arribo de camiones especiales para cargar todo ese material sólido, y para evitar, ante la posibilidad que llueva, que se forme una nueva nube tóxica, se trabajaba ayer en el techado con chapas y nylon del piletón.

Compartir