“El fin de semana no hubo gente”

Comerciantes ubicados en la zona de ingreso a Eduardo Castex se quejaron por los perjuicios económicos que provoca el corte de la Ruta Nacional 35 entre Eduardo Castex y Winifreda. El intendente González elevó las preocupaciones a Vialidad Nacional.
El intendente Julio González presentó ayer una nota ante las autoridades del Distrito 21 de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) de Santa Rosa, donde elevó las quejas emitidas por comerciantes ubicados en la zona de ingreso a esta localidad, donde lamentan las pérdidas económicas e inconvenientes que está generando el corte de la Ruta Nacional 35, en el tramo comprendido entre Eduardo Castex y Winifreda.
“El fin de semana largo no hubo gente que llegara o pasara por nuestra localidad. Las estaciones de servicios, hoteles y restaurantes están desolados, ocasionando ello un perjuicio económico y emocional inconmensurable”, destacaron los comerciantes castenses en la nota que se presentó.
El jefe comunal castense, el miércoles 5, ya había solicitado a las autoridades pampeanas de la DNV que se analice la posibilidad de construir un alteo en la Ruta Nacional 35 entre Eduardo Castex y Winifreda, porque la inundación que se produjo en un bajo demorará demasiado tiempo que se solucione, dado que el agua no drena en ese sector. Además el municipio castense se puso a disposición “para colaborar” en los trabajos y aportando material de una cantera local.

Perjuicios económicos.
González ahora reiteró el pedido y adjuntó una nota firmada por comerciantes instalados en la zona de ingreso a esta localidad. Allí le solicitan que ponga en conocimiento “a las autoridades correspondientes” los inconvenientes que trae aparejado “para la población de Eduardo Castex” el corte de la Ruta Nacional 35.
Los firmantes destacaron y apoyaron “las gestiones realizadas por la intendencia local” para que se construya un alteo en ese tramo “para posibilitar la comunicación por esta arteria con el resto de las localidades”.
“De más está explicar el perjuicio que ocasiona este corte de ruta, no solo a los comercios de esta localidad, sino a la población en general, que hoy en día mantiene un contacto diario con la ciudad de Santa Rosa”, destacaron los -preocupados- comerciantes y empresarios castenses. Y ejemplificaron “este fin de semana largo no hubo gente que llegare o pasare por nuestra localidad, las estaciones de servicios, restaurantes y hoteles están desolados”.
Finalmente, expresan que la habitación provisoria de esta ruta volvería a generar el movimiento que existía en nuestro pueblo antes de este corte.

Reunión partidaria.
Algunos comerciantes también hicieron llegar sus “molestias” con los concejales del Frepam y Frente Castense que organizaron -el lunes- una reunión en el Concejo Deliberante, donde solamente se preocuparon por las dificultades que genera el corte de la Ruta Nacional 35 para los productores agropecuarios.
A esa reunión no fueron invitados los concejales del PJ y sí asistió el diputado nacional macrista Martín Maquieyra. “Nosotros también pagamos impuestos y supuestamente también son nuestros representantes, más allá de las banderas políticas. Porque nosotros no tenemos nada que ver con las peleas que tienen ellos en el Concejo Deliberante y estamos pagando consecuencias económicas muy elevadas”, se quejaron.

Camino alternativo.
El director de Obras Públicas, Coordinación y Gestión, Juan Carlos Peirone, ayer confirmó que se habilitó provisoriamente un camino alternativo para que el tránsito liviano pueda sortear el corte de la Ruta Nacional 35 entre Eduardo Castex y Winifreda. Aproximadamente a 15 kilómetros de Eduardo Castex, los automovilistas deben bajar hacia el cardinal este para realizar cinco kilómetros, después giran hacia el sur para transitar otros cinco kilómetros y finalmente bajan hacia el cardinal oeste para recorrer otros cinco kilómetros, y finalmente retomar la circulación por la Ruta Nacional 35 hacia el sur.
“Necesitábamos una alternativa para el tránsito liviano. El tránsito liviano pasa normalmente. En caso de emergencias para una ambulancia ahorrar más de 60 kilómetros es mucho. Y
se debe circular con precaucación porque las banquinas no están en condiciones y no hay sectores de sobrepaso”, anunció.
“Esto es lo que podemos y tenemos para garantizar la transitabilidad. Recomendamos que en horario nocturno no se utilice el camino”, planteó el funcionario.