El GEN presentó plan

SUMA CAMARAS DE VIGILANCIA PRIVADAS

(General Pico) – El piquense Juan Carlos Passo junto a otros integrantes del GEN La Pampa presentaron ayer un proyecto para que la comuna de esta ciudad considere sumar al sistema de cámaras los equipos de filmación de privados que captan imágenes en la vía pública.
El programa Ciudad Atenta fue presentado en el Concejo Deliberante para que lo analicen los diferentes bloques y ayer fue anunciado a la prensa en el bar de Medano.
“Venimos a presentar lo que recién entregamos en el Concejo Deliberante que es un programa integrado de cámaras de seguridad”, dijo Passo al iniciar la conferencia y explicó que es parte del trabajo que tienen pensado para la ciudad y que el proyecto no puede esperar teniendo en cuenta las condiciones de inseguridad que afligen a los vecinos.
El representante del GEN indicó que si los particulares y las empresas se suman, y se le da al municipio instrumentos fiscales para recurrir a un sistema mixto de cámaras, se podrá lograr un mejor control con los dispositivos que ya están funcionando.
Para explicar los alcances técnicos del proyecto fue Mauricio Frapichini quien tomó la palabra y explicó: “La idea es muy simple. Desde el estado se viene haciendo un esfuerzo importante para incorporar vigilancia electrónica en la ciudad, y luego de realizar un relevamiento vemos que hay mucho interés y eficiencia por parte del sector privado por instalar cámaras para protegerse a sí mismos y dejar un registro de lo que sucede en veredas y exteriores”.

180 equipos privados.
Frapichini señaló que la tecnología que adquieren hoy los vecinos está alcanzando en calidad a los equipos que instaló el gobierno y además hay una cantidad importante en la localidad porque se estima que existen unas 180 cámaras de monitoreo privado conectadas a la web. A veces, ante un delito la policía acude a esas grabaciones pero la idea es superadora al conformar un organismo que pueda incorporar a los vecinos, que quieran sumarse a la idea, para dar acceso a una base de datos con la información de las cámaras exteriores. O sea que no se verá afectada la privacidad al interior de los hogares, comercios.
Eso ahorrará el pedido con orden para que la policía tenga que ir a cada vecino cuando requieren las imágenes. Además, las grabaciones tienen un tiempo límite de guardado de 15 a 20 días y después se pierden. Incluso si se genera un mapa sobre los dispositivos instalados se podrá hacer un seguimiento del recorrido de un ilícito cometido o en proceso. El vecino quedará en el anonimato, o sea que su identidad no será difundida para que no quede expuesto.
Passo explicó que además el vecino que se sume voluntariamente al registro tendrá un descuento del 100% en sus tasas municipales por el gasto que deberá mantener para seguir conectado a internet y porque mantendrá su propio equipo. Se deberá generar una ordenanza local que regule el programa y, además, se podrá conformar un fondo reasignando partidas o poniendo una tasa que alcance hasta el 15% del total que paga el contribuyente. Creando una tasa de seguridad que solo podrá ejecutarse para este programa. Así se solventarán los gastos de incorporar a los privados mediante su proveedor para poder compartir los datos de forma segura.
Frapichini dijo que no será necesaria una inversión en tecnología por parte del municipio y en cuanto a compatibilidad todos los dispositivos actuales explicó pueden monitorearse con dos software. Solo se requerirá una buena coordinación.

Compartir