El imputado dijo que su intención nunca fue matar

COMENZO EL JUICIO POR EL ASESINATO DE MONTIVERO EN GENERAL ACHA

El Tribunal de Audiencia integrado por Carlos Bessi -presidente-, Elvira Rosetti y Andrés Olié, realizó ayer la primera jornada del juicio contra Esteban “Tita” Gigena por el asesinato de Gustavo Montivero. Fue 12 de agosto del año pasado, poco después de los festejos por el aniversario de la ciudad. Hoy se harán los alegatos y se espera que el acusado declare.
El debate, realizado en el Centro Judicial de Santa Rosa, inició cerca de las 9, con la presentación del caso por el fiscal Juan Bautista Méndez. Describió los hechos por los cuales acusó a Victorino Esteban “Tita” Gigena, los cuales calificó como homicidio agravado por el uso de arma de fuego en perjuicio de Montivero, y lesiones leves agravadas por el uso de arma de fuego por el que resultó damnificado Rubén Córdoba. Además, por portación ilegítima de arma de fuego.
Por su parte el defensor particular Gastón Gómez dijo que su defendido no tuvo intenciones de matar a nadie, y adelantó que así lo demostrará su teoría del caso. Al momento de sentarse frente al Tribunal, Gigena aclaró que prestará declaración mañana (por hoy), pero que deseaba expresar que su intención nunca fue matar a Montivero, ni causar daños a nadie. Aseguró que tuvo una pérdida de visión de un 60% en su ojo derecho, y que no sabía usar armas de fuego.
Gustavo Yanionis, dueño de la casa desde donde se habrían efectuado los disparos, fue claro al señalar que no vio cuando ocurrió el hecho. Sin embargo, relató que más tarde llegó a su casa y encontró a su hijo Matías Yanionis, junto a dos varones y cuatro mujeres, de los cuales solamente reconoció a Gigena porque dijo que lo conocía desde chico.
Agregó que su hijo le mencionó que uno de sus amigos había tenido problemas con Córdoba, como así que “te dejé algo en el colchón”, tratándose del arma de fuego usada para efectuar los disparos que provocaron lesiones leves a Córdoba y la muerte a Montivero.

Disparos.
Silvia Ofelia Gigena ubicó a su hermano del otro lado del paredón de la casa de Yanionis, y si bien no afirmó que haya sido él quien efectuó los disparos, confirmó que desde allí se respondieron los tiros que recibían de parte de Córdoba, en momentos que éste iba atrás de la moto chopera conducida por Gustavo Montivero. Destacó que la víctima era su primo, pero que no pudo saberlo porque andaba encapuchado.
Erica Liliana Díaz expresó que escuchó unos tiros, y cuando salió de su casa vio que su sobrino Montivero estaba herido en el piso. Esta situación también fue corroborada por su hijo Santiago Gómez, quien atestiguó que lo primero que hizo fue auxiliar a su primo, quien mientras agonizaba alcanzó a decirle que el disparo había sido efectuado por “el Tita”, refiriéndose a Gigena. Su testimonio halló concordancia con los dichos de su hermano Alejandro Gómez, quien añadió que lo ayudó a cargar a Montivero en una camioneta para que pudiese ser trasladado al hospital.

Más testigos.
Valeria Magalí De la Cruz -amiga de Gigena- afirmó que el problema protagonizado entre dos grupos, por el cual hubo disparos en la plaza Belgrano en pleno festejos por el aniversario-, se trasladó hacia la calle Rivadavia y Pasaje La Inmaculada, al suroeste de General Acha. Reconoció que estaba junto a su pareja Matías Yanionis y “Tita” Gigena del otro lado del paredón de la casa de su suegro, y que vio cuando el acusado cargó el arma larga y disparó en dirección a donde pasaba la moto conducida por Montivero, quien iba acompañado por Córdoba. Lo que también fue coincidente con el testimonio brindado por su pareja Matías Yanionis.
Florencia Valdez no aportó mucho, sólo confirmó que Gigena disparó, y consideró que lo hizo para defenderse de los disparos que recibían de parte de Córdoba.
El juicio oral y público fue presenciado por familiares del acusado Gigena, y por un grupo de alumnos pertenecientes a la escuela secundaria de Doblas. Hoy se reanudará con el testimonio de más personas, luego las partes harán sus alegatos, y se espera que el acusado declare sobre los hechos por los cuales está acusado y detenido.