El viento complicó la lucha contra los incendios

El intenso viento que sopló ayer en gran parte de la provincia complicó la tarea de los brigadistas y bomberos que trabajan en el combate contra los incendios rurales. El incendio de La Adela se separó en tres frentes y avanza hacia provincia de Buenos Aires. La tormenta que anoche se descargó en el centro de la provincia no ayudó a apagar los focos pero tampoco generó nuevos incendios. Hoy llegan los refuerzos de brigadistas.
“Hoy (por ayer) prácticamente hemos trabajado muy poco debido a las condiciones climáticas”, informó ayer por la tarde el responsable de la Defensa Civil pampeana, Luis Clara, al brindar un panorama de la situación con los incendios rurales. “Hubo muchísimo viento y la gente que voló sobre los incendios no pudo ver nada, así que no sabemos cuál es la situación en cada lugar”, acotó.
Por ese motivo, el trabajo de brigadistas y bomberos se concentró en colaborar con los productores rurales y terminar de apagar ‘colas’ de incendios para evitar que se propagaran y, eventualmente, generaran nuevos frentes.

En La Adela.
La situación en La Adela -donde en los últimos días se ubicó el fuego más agresivo- se encontraba calma y bastante tranquila. Fue necesario sí cortar las rutas 154 y 22 durante algún rato ya que el viento levantaba mucho hollín y tierra y ello complicaba sobremanera la circulación en vehículos por el lugar. De hecho, se estima que ésa fue la causa del grave accidente que ocurrió sobre la ruta 22 y que costó la vida a dos mujeres (ver página 17). “La gente de Villarino estaba recorriendo la ruta 22 continuamente, pero empezó a haber ráfagas y provocó que de un momento a otro se pusiera peligrosa, y por eso la cortaron”.
El gran incendio cercano a La Adela se separó en tres focos. Uno de ellos avanza hacia el noreste, rumbo a la localidad de San Martín, mientras que los otros dos lo hacen hacia el este rumbo a la provincia de Buenos Aires. “Ya pasaron el Meridiano V, uno al norte de la ruta 22 y el otro al sur”, precisó.

Cuadrillas.
La llegada de las cinco cuadrillas del Sistema Nacional de Lucha contra el Fuego se concretará hoy y servirá para aliviar el trabajo de los equipos pampeanos. “Nos va a permitir darle un descanso a nuestra gente, que no ha parado desde hace varias semanas”, contó el jefe de los brigadistas, que confesó que en su caso lleva unos cuantos días durmiendo unas pocas horas.
De las cinco cuadrillas, tres se instalarán en la zona de La Adela y las otras harán su base en Jacinto Arauz y en Cuchillo Co.

Perú.
Hay otro foco de incendio activo a la altura de las Rutas 154 y 30, este de menor complejidad. El foco que se desató en la zona de Perú, sobre la ruta 35, obligó a cortar el tránsito por la ruta 35 durante varias horas en la jornada de ayer.
El frente ubicado cerca de Colonia La Pastoril ya se extinguió pero, en cambió, se activó uno cerca de Santa Isabel. “Está entrando a un campo donde no hay actividad, y tampoco tiene picadas internas”, comentó Clara. “Lo vamos a esperar en las picadas perimetrales, porque los vecinos si las tienen”, anticipó.
La fuerte tormenta de viento y lluvia que ayer por la madrugada se descargó en la zona de Santa Rosa no apagó ningún foco pero tampoco generó otros nuevos. “Teníamos miedo que nos pasara como la tormenta del 31 (de diciembre), que prendió 30 focos”, señaló Clara.

“No se han enterado lo que se vive”
El diputado Ariel Rauschenberger (PJ) manifestó ayer públicamente su solidaridad con las personas afectadas por los incendios forestales que están vigentes en distintas zonas de la provincia de La Pampa y destacó “en estos momentos siento que ni los medios nacionales y ni el gobierno nacional se han enterado de lo que estamos viviendo”.
“Quiero expresar mi solidaridad con todas aquellas personas que se encuentran afectadas por los incendios forestales, que han perdido su producción, que sienten la frustración y el cansancio al ver que su ganado ha muerto y sus cosechas se han transformado en cenizas”, dijo el legislador.
A través de la red social Facebook, Rauschenberger agregó que “es lamentable el mal que está causando el fuego, espero que la situación se revierta a la brevedad” y resaltó: “A los brigadistas y bomberos que están trabajando incansablemente para combatirlos, agradezco su labor desinteresada y humanitaria”.
“En estos momentos siento que ni los medios nacionales y ni el gobierno nacional se han enterado de lo que estamos viviendo en La Pampa a consecuencia de los incendios, nuestra realidad, nuestras pérdidas productivas, el sostenido trabajo de quienes luchan contra el fuego, parece ser un problema de esta solitaria provincia que no es escuchada en ninguno de sus reclamos”, indicó.