El Gobierno se comprometió a revisar el precio del biodiésel

El Gobierno Nacional se comprometió a revisar el valor del biodiésel durante la reunión que funcionarios mantuvieron ayer con representantes de empresas productoras del biocombustible, en el Ministerio de Economía. El encuentro se produjo en el marco de una situación crítica para el sector debido a la pérdida de competitividad que acarrea la disminución de los importes. "Prometieron que la semana que viene publican un nuevo precio que contemple los costos de las industrias pequeñas", afirmó el vicepresidente de Energía Renovable SA (Enresa) de Catriló, Tomás Lorda.
Promediando las cuatro de la tarde, en el Salón Rojo del quinto piso del Ministerio de Economía, ubicado frente a la Casa Rosada, el primero en tomar la palabra fue el viceministro de esa cartera, Axel Kicillof. Según Lorda, el funcionario explicó que desde el Gobierno Nacional "tenían intenciones de revisar la resolución que fijaba el importe del biodiésel porque, después de que la publicaron, había cambiado la situación de precios en el mercado externo y habían surgido nuevas medidas antidumping -para evitar la competencia desleal entre empresas exportadoras y empresas locales- de la Unión Europea".
Además de Kicillof, en la audiencia estuvieron presentes la ministra de Industria, Débora Giorgi; el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y el subsecretario de Coordinación y Gestión, Roberto Baratta, entre los principales funcionarios nacionales, y representantes de la Cámara de Empresas Pymes de Energía y Biocombustibles (Cepeb) -que integra Enresa- y de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), que nuclea a las grandes productoras.

Una reunión positiva.
"Nosotros fuimos con la intención de mostrarle al gobierno las diferentes realidades que tenemos con respecto a las empresas de Cardio", señaló el directivo de Enresa. En ese sentido, Lorda detalló que las tres grandes disidencias se basan en los costos adicionales que deben afrontar con la compra del aceite, el pago del flete para transportar el producto y la desventaja que acarrea no tener una economía de escala, que consiste en una estrategia basada en el incremento sensible del volumen de operaciones de una empresa acompañado de un ahorro conveniente de costos.
El representante pampeano de la Cepeb contó que los funcionarios "se comprometieron a rever los precios para el mercado interno", que son los que atañen a las pymes, y "prometieron que para la próxima semana publicarán nuevos valores que contemplen los costos de las industrias pequeñas".
Según Lorda, estimaron que presentarán un esquema de precios en función de los tamaños de las empresas: una franja correspondiente a la producción de hasta 50 mil toneladas de biodiésel, otra de 50 mil a 100 mil y la restante de más de 100 mil. El número se calcula en base a la expectativa de rentabilidad que maneja el Ministerio de Economía, que es de un cuatro por ciento sobre el capital invertido.
Tras el encuentro, el vicepresidente de Enarsa aseguró a LA ARENA: "Yo creo que el saldo de la reunión fue positivo, que va a haber una modificación y que no se va a volver al diseño anterior. Pienso que nuestro pedido fue entendido por el gobierno y será contemplado por la próxima política de fijación".
La convocatoria a la Cepeb y la Carbio se concretó tras numerosos pedidos de audiencia, después de que la Secretaría de Energía publicara en agosto una resolución que estableció el valor del biodiésel en 4.405,30 pesos la tonelada, por debajo del precio que había sido acordado en febrero de 5.470. La "brecha negativa" del 15 por ciento equivale a unos 1.000 pesos la tonelada. Esa modificación desencadenó una crisis en las pymes del rubro, entre las que se encuentra Enresa, que desde hace 15 días permanece parada porque está trabajando a pérdida.