En General Acha piden micros urbanos

TAXIS MUY CAROS

Vecinos están molestos por los nuevos aumentos que el Concejo Deliberante aprobó hace algunos días para los taxistas. Sostienen que son costos que no pueden afrontar, aunque admiten que se trata de un servicio que necesariamente deben utilizar para trasladarse hacia los sitios más alejados de la ciudad.
El reclamo realizado ante esta corresponsalía provino de diferentes sectores, pero particularmente de aquellos ubicados al sureste y suroeste, donde se asientan los nuevos barrios construidos por el Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV), quizás los puntos más lejanos y poblados de General Acha.
Antes del comienzo del receso de invierno, el Concejo Deliberante derogó la ordenanza 40/15, y estableció nuevos valores para la regulación del servicio de taxis, de acuerdo al proyecto que sus integrantes decidieron aprobar por unanimidad.

Tarifas.
El aumento comenzará a regir a partir de la promulgación de la normativa por parte de la intendenta María Julia Arrarás, lo que aún no ha sido informado de manera oficial que se haya producido. La bajada de bandera tendrá un valor de 14 pesos, las fichas cada 90 metros costarán 1.30 pesos, mientras que el minuto de espera saldrá 2.50 pesos. Se trataría de un incremento de alrededor del 27%, de acuerdo a lo precisado oportunamente por los propios ediles.
Si bien el incremento fue del 27% y no del 30%, tal cual pretendían los licenciatarios de taxis, se acercó mucho. No obstante desde el cuerpo deliberativo ya se adelantó que sobre noviembre habrá un nuevo aumento, que esta vez sería de un 20%, por lo que se estaría llegando a un 47% total en lo que será este año.
Muchos consideran que es una suba importante si se tiene en cuenta que no hay otro servicio público que pueda ajustarse al bolsillo de los que menos recursos tienen, de modo tal que atenta contra su economía familiar.

Transporte.
Ante esta situación hay vecinos que piden a las autoridades municipales que se ocupen del tema, con el objetivo de poner en funcionamiento un transporte público, ya sea un colectivo o combis, que puedan hacer un recorrido por toda la localidad, y que las tarifas no sean tan elevadas.
Por otra parte aseguran que los taxistas se abusan porque no hay otro servicio de traslado de personas urbano, por lo que hacen lo que quieren. En este sentido, un hombre dijo que cuando llueve cortan los teléfonos, y solamente funciona una empresa de taxis, debido a que muchos aducen que las calles se tornan intransitables. No tienen oficinas, y tampoco cumplen con el servicio que deberían brindar en la terminal de ómnibus, se quejó una mujer. Otro vecino agregó que, en algunos casos, los vehículos son muy viejos y carecen del confort que deberían ofrecer a los pasajeros por un servicio que es caro.
Hace varios años que se analizó la puesta en marcha de una línea de colectivos de transporte urbano, pero por motivos que se desconocen las autoridades municipales de aquel entonces no avanzaron en el proyecto.
“Pasa que la ciudad ha crecido para ambos extremos, si se tiene en cuenta las zonas de quintas, por lo que se hace sumamente necesario contar con otro tipo de servicio de traslado de pasajeros dentro de la localidad”, opinó una vecina.