En la comuna temen despidos en el frigorífico

GENERAL ACHA

La situación que atraviesa el Frigorífico General Acha preocupa a diferentes sectores de la sociedad, incluso a las autoridades municipales, debido a que a firma posee más de un centenar de empleados. Temen que la crisis se agrave y esto desencadene en una ola de despidos que, desde el ámbito oficial, no podría ser absorbida por la elevada masa de trabajadores que ya tiene la municipalidad.
Uno de los principales problemas sería los elevados costos de funcionamiento de la planta que funciona a la vera de la ruta nacional 152, a unos kilómetros al oeste de la localidad. Lo que, además, se sumaría la significativa baja en el número de faenas que la empresa realiza.
Fuentes extraoficiales indicaron a esta agencia que por el momento la empresa no ha efectuado despidos, pero aseguran que ya advirtieron sobre la crisis que atraviesa a todo su personal.
Asimismo señalaron que “se trata de una empresa muy bien administrada, pero el hecho que los déficits operativos no puedan ser cubiertos por la pronunciada merma producida en el sector de faena, hace que la situación sea insostenible”.

Alternativa.
Fuentes ligadas a la actividad aseguran que una de las soluciones sería que el gobierno provincial logre la apertura de la barrera sanitaria que prohíbe el ingreso de carne con hueso a la región de la Patagonia.
Por su parte los diputados provinciales del bloque del PJ se pronunciaron en contra de la medida del Poder Ejecutivo nacional que prohibió la entrada de carne pampeana a la vecina provincia de Río Negro.
Al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Ricardo Buryaile, le manifestaron: “Reclamamos que La Pampa -seriamente afectada por la barrera sanitaria sobre el río Colorado- sea convocada a participar en la discusión previa a la firma de aquellas resoluciones que pudieren afectar nuevamente su futuro económico productivo como parte de un mismo país”.
En este sentido argumentaron que “con la excusa de proteger de aftosa a la Patagonia y mantener el estatus para favorecer la producción, los consumidores son sometidos a riesgos sanitarios superiores ya que la situación actual estimula el ingreso de carne de contrabando, en condiciones de alto riesgo sanitario, sin cadena de frío e incluso de procedencias dudosas”.
“El contrabando trata de aprovechar el diferencial de precio por lo cual utiliza carnes de segunda calidad, vacas e incluso remanentes de novillos de exportación que en la Pampa tienen menos valor por lo cual se les saca ventaja con una mayor diferencia de precio”, aseguraron.

Parlamento.
Asimismo la comisión de Parlamento Patagónico de la Cámara de Diputados decidió que uno de los temas que La Pampa llevará al encuentro de parlamentarios que se hará a principios de junio en Chubut, justamente consiste en los graves perjuicios que la barrera sanitaria que impide el paso de carne con hueso a Río Negro ocasiona a la provincia.
A su vez el Concejo Deliberante aprobó un proyecto de resolución por unanimidad, a través del cual respalda las gestiones que desde el Ejecutivo Provincial, a través del Ministerio de la Producción, se iniciaron ante organismos nacionales para se autorice el paso de carne con hueso desde La Pampa al sur del país. Así, se sumó a la resolución 9/16 de la Cámara de Diputados, y a lo dictaminado por la intendenta María Julia Arrarás mediante disposición 376/16.