Escolares participaron de una caminata solidaria

ENTREGARON DONACIONES EN EL ASILO DE ANCIANOS CASTENSE

Alumnos de una escuela castense compartieron “una guitarreada” con adultos mayores que se encuentran en un hogar. La actividad estuvo enmarcada en la conmemoración del Día del Estudiante Solidario, que se conmemoró ayer.
Los alumnos de la Escuela 227 realizaron una “caminata solidaria” por las calles de la localidad, para trasladarse hasta el céntrico edificio del Asilo de Ancianos donde entregaron donaciones, y compartieron “una guitarreada” con los abuelos que residen en el hogar que regentea la Asociación Damas de Beneficencia de Eduardo Castex.
Esta actividad fue la culminación de las actividades áulicas sobre Seguridad Vial que realizaron en el establecimiento educativo, y les permitió conmemorar el Día del Estudiante Solidario.
La directora de la Escuela 227, Mónica Ranocchia, explicó que la caminata, la entrega de las donaciones y la guitarreada con los abuelos que se desarrolló el viernes, fue “la culminación de los trabajos que se llevaron a cabo durante toda la semana sobre educación vial”.
“Se hizo una campaña voluntaria con una cuota voluntaria de cada familia, y compramos mercaderías, productos de limpieza, carne y todo lo que podían necesitar los abuelos, y una suma de dinero que entregaremos a la Asociación Damas de Beneficencia”, relató la docente. “Cada grado trabajo en distintos aspectos, como deben conducirse los peatones, como lo deben hacer lo ciclistas, sobre los accidentes y la prevención; porque el objetivo es prevenir y toman dimensión lo que significa para el cuidado de la salud”, detalló.
“Los alumnos, con mucho interés, participaron de la caminata y quisieran traer una guitarra para cantar algunas canciones a los abuelos. Todos los años hacemos actividades, pero este año sumamos a toda la escuela para compartir esta experiencia y la jornada con los adutos mayores”, resaltaron.
Una docente indicó que en el establecimiento educativo “trabajamos con distintas propuestas para cerrar la actividad con esta actividad”. Y la alumna Magalí dijo que en la escuela “trabajamos a la mañana y por la tarde”. “Recaudamos dinero para el Asilo de Ancianos, y ese papelito tenía una frase que nos pareció interesante para hacer una bandera”, agregó.
Por su parte, Delfina sostuvo que esta actividad “está muy buena y se debería hacer todos los años”, pero pese a su corta edad planteó una realidad: “todos deberíamos ser más solidarios con los abuelos y hasta con nuestra familia y la gente en general”.
“Hicimos trabajos en la semana para dimensionar lo que es la educación vial, y nos informamos
de muchas cosas que son frecuentes y a veces no ponemos atención”, concluyo la niña.

Tragedia del colegio ECO.
El Ministerio de Educación de Nación declaro el 8 de octubre como “Día del Estudiante Solidario”, después del trágico accidente de los alumnos del colegio Eco que regresaban del establecimiento El Paraisal en Chaco. La combi fue embestida por un camión.
El conductor del camión, quien se comprobó conducía en estado de ebriedad, murió, como así también su acompañante, nueve alumnos y una docente.
En julio de 2013, el chofer del ómnibus donde viajaban los alumnos, Oscar Atamañuk, fue condenado por la Justicia de Reconquista a la pena de dos años y seis meses de prisión de ejecución condicional e inhabilitación especial para conducir vehículos durante cinco años, por los delitos de homicidio culposo múltiple agravado y lesiones culposas agravadas en concurso ideal. Pero la sentencia no quedó firme, hasta que la Cámara Penal de Rafaela resolvió la prescripción del caso.
Los familiares de las víctimas recurrieron ante la Corte Suprema santafesina, pero el fallo no les fue favorable y la causa prescribió definitivamente.

Compartir