Escuela 261: entrevistas complicaron a directora

FUNCIONARIAS DE EDUCACION VISITARON CATRILO

CATRILO – Dos funcionarias del Ministerio de Educación de la provincia se hicieron presentes ayer en la Escuela 261 de Catriló para entrevistar a la comunidad educativa luego de las denuncias públicas contra la gestión que lleva adelante la directora del establecimiento, Rosana Rosas. Se elaboraron actas con todo lo relatado. Con todos los testimonios recogidos, el ministerio podría intervenir a la institución.
“Estamos trabajando en un ambiente de mierda, no queremos ser cómplices de su manejo irregular del establecimiento”, había señalado una maestra a LA ARENA. Un grupo de docentes y ex maestros de la escuela, en una nota publicada el domingo, denunció públicamente a Rosas por maltratos verbales al personal docente, no docente y a los alumnos. También manifestaron el mal manejo de los fondos que realiza para el comedor. “No presenta las rendiciones de gastos ni subsidios. Además se come mal, hay chicos que tienen hambre y no pueden repetir la comida”, indicaron. Agregaron que diariamente se envían viandas al establecimiento para el personal.
Fuentes consultadas dijeron que ayer, una coordinadora -y su secretaria- de Educación se entrevistaron con las docentes (de grado y especiales), porteros y personal del comedor. Pero en forma espontánea se fueron haciendo presentes ex docentes, padres de alumnos (algunos llamados por la directora) y las dos porteras que fueron echadas hace unos meses.
“Estamos conforme porque pudimos hablar con las funcionarias. Le contamos gran parte de todo lo irregular que ocurre desde que Rosas es directora. Esperemos que todo se solucione cuanto antes por el bien de la comunidad educativa de la 261”, indicó una docente.
Las funcionarias realizaron las entrevistas desde la mañana hasta la tarde. Allí casi todos los testimonios apuntaron contra Rosas. Se habló de los “desmanejos” económicos, cuestión que está siendo investigada por el Tribunal de Cuentas, y los maltratos hacia docentes y alumnos.
A raíz de las irregularidades en la escuela, la matrícula de alumnos bajó en los últimos años y hoy sólo cuenta con poco más 80 niños. El otro establecimiento primario de la localidad, la centenaria Escuela 10, entre el turno mañana y tarde tiene más de 420 alumnos, “con algunos grados superpoblados”.