“Estoy en la calle con mi hija”

MIGUEL RIGLOS: DENUNCIO A SU HIJO POR USURPAR CASA

Una mujer denunció ante este diario que su hijo de 17 años y su pareja (16), quienes asegura son adictos, se apropiaron de su casa y no la dejan ingresar mediante actos de violencia, lo que hizo que ella y una hija de dos años hace un mes y medio viven en casas de amigos. Hizo una denuncia en la comisaría local y también en el área de Niñez y Adolescencia, a las que este diario accedió, porque está “desesperada”. Asimismo denunció desidia de la policía de Riglos.
Ayer Teresa Amanda Quiroga, una mujer de 38 años, que no tiene pareja, recurrió a la denuncia pública ante LA ARENA para tratar de recuperar la posesión de su vivienda, ubicada en Pasaje Puerto Argentino, Casa 6, en la zona sur de Riglos, que le fuera entregada por el IPAV, de la que, afirma, la desplazaron un hijo y su concubina.
La damnificada explicó que hace un mes y medio la pareja tuvo un bebé y le pidieron permiso para quedarse unos 3 o 4 días hasta que se acomodaran en una casa que tienen. “Desde hace un mes y medio que están y hace un mes que me quedé sin casa porque no me dejan ingresar, vivo junto a mi hija de dos años y con problemas cardíacos, en casas de mis amistades en Riglos y Macachín. Ellos tienen una casa dónde vivir, pero como la mía es más cómoda se quedaron acá”, se quejó.
También aseguró que desde los primeros días notó que los jóvenes “consumían sustancias prohibidas y se relacionaban con gente del ambiente delictivo” y comenzaron a tener actitudes violentas que incluyeron “amenazas y agresiones físicas”. Posteriormente, un mes atrás, directamente le impidieron ingresar a la vivienda.
Quiroga teme que su hijo le haga desaparecer sus bienes. “Estos chicos no trabajan y necesitan dinero para comprar las sustancias que consumen, me dijeron que están vendiendo mis cosas. Ahí quedaron todos mis muebles y pertenencias. Hace unos días fui con una amistad y pude recuperar algo de ropa”, indicó.

¿Desidia policial?
La denunciante afirma que en la comisaría local no la toman en serio. “Un día fui a hacer una denuncia y el oficial a cargo, Sebastián Rodríguez, no me la quiso tomar porque dijo que yo no podía denunciar a mi hijo. Y otra vez que mi hijo me quiso acuchillar una vecina llamó a la comisaría y no nos dieron bolilla, entonces llamamos a la comisaría de Macachín, cuando éstos llegaron también vinieron los de Riglos y el mismo oficial se puso agresivo conmigo, me dijo que lo mejor que podría hacer mi hijo es quemar la casa con todos adentro así se terminaban los problemas. Pedí hablar con el comisario pero nunca pude hablar”, relató.
Días atrás la mujer, ante la falta de respuestas en el orden local, se presentó en el Área de Niñez y Adolescencia en Santa Rosa donde le tomaron una denuncia. “Ellos llamaron a la municipalidad para que desde la Asistencia Social me solucionaran el problema. Me prometieron que la semana pasada los iban a sacar pero después dijeron que no pudieron. Yo necesito recuperar mi casa porque también me complica mi trabajo que hago en casa desde hace diez años”, pidió.
El viernes Teresa Quiroga ante la falta de respuestas de las autoridades locales y de Niñez y Adolescencia optó por presentarse ante el Ministerio Público Fiscal en la ciudad Judicial. “Me tienen a las vueltas, acá me dicen que desde la municipalidad y de la comisaría no pasan mis denuncias, espero que ahora que denuncié ante la Fiscalía puedan resolverme éste problema que me tiene con mi hija en la calle”, se lamentó.
“Estoy de un lado para el otro con mi hija de 2 años que tiene problemas cardíacos y que por el intento de acuchillamiento de mi hijo está atendida por un psicólogo y nadie me ayuda. Necesito que las autoridades me ayuden, recurro a LA ARENA porque estoy desesperada”, concluyó.