Familia volvió a su casa

UNIDAD SE HABIA INCENDIADO

(General Acha) – Con una amplia satisfacción, la familia del gendarme Abel Valdez volvió a ocupar su vivienda, que una semana antes resultó afectada considerablemente a raíz de un incendio accidental, en el sector sur de General Acha.
Sus integrantes valoraron las ayudas recibidas, desde el momento del siniestro, con tareas de auxilio, que también afectaron a un vecino que colaboró en el rescate. Dos niñas, de 7 y 5 años, fueron evacuadas en plena emergencia, para recibir el auxilio con traslado por medio de una ambulancia hasta el hospital Buodo, donde fueron asistidas por un principio de asfixia por inhalación del humo tóxico que emanaba dentro del inmueble, donde ardían muebles y otros elementos combustibles. La madre y sus dos hijas se recuperaron satisfactoriamente. El vecino también se recobra de su trance.
Abel Valdez se dijo como adoptivo de Acha, donde con su esposa formó el hogar con dos hijas achenses convirtiéndose en un poblador común desde su lugar de trabajo en el Destacamento Móvil 4.
Oriundos de Formosa, Valdez y su esposa formaron el hogar al que le dieron forma y habitan desde hace más de un año, frente a la calle Vitoriano Rodríguez al 1500, lugar donde hace dos semanas se produjo el lamentable incidente.
La familia manifestó su reconocimiento a servidores de seguridad como a sus colegas de la Gendarmería Nacional, instituciones públicas y privadas, comercios y a los vecinos que en forma desinteresada contribuyeron de distinta manera pero con el mismo objetivo, que se consolidó con el regreso de la familia a su techo propio. Y otra vecina les cedió por esos días su casa para el alojamiento.

Compartir